jueves, 5 de noviembre de 2009

De vez en cuando

"Le modèle" (1927)
Tamara de Lempicka


De vez en cuando,
necesito tocar tus paredes,
granito transfigurado
que bosqueja el horizonte de tus cimas.

De vez en cuando,
el deseo resbala entre mis piernas,
deshace presas y diques
y desea un arropo en tu palabra.

Sólo de vez en cuando,
enmudecen los muebles que me habitan
y una quietud absurda y a destiempo
invade el territorio del cansancio
que evitó la mudanza a los sepulcros.


Laura Gómez Recas

13 comentarios:

Alonso de Molina dijo...

altísima dosis de erotismo a través de imágenes tan bien logradas como "Sólo de vez en cuando,enmudecen los muebles que me habitan"

un gusto Laura, te aplaudo con fuerza

.

Laura Gómez Recas dijo...

Gracias, Alonso.

Realmente el erotismo fluyó sin querer. El poema me llevó hasta él. La nostalgia es el núcleo real del poema.
¡Pero, parece que se me engancha a la pluma!

Besos,
Laura

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Me he quedado pegadita a la pantalla, y eso sucede pocas veces, así que más que palabras, te dejo mi silencio respetuoso.

Abrazos, Laura.

Marian

Noray dijo...

De vez en cuando,
sólo de vez en cuando,
salen joyas como este poema.

Un beso


PS: El cuadro de Tamara de Lempicka es otra auténtica joya.

Laura Gómez Recas dijo...

Gracias, Marian.

Tu silencio... es un regalo.

(Por cierto, ayer se me olvidó decírtelo. Me encantó tu artículo en Alkaid).

Un besazo,
Laura

Laura Gómez Recas dijo...

Gracias, Marian.

Tu silencio... es un regalo.

(Por cierto, ayer se me olvidó decírtelo. Me encantó tu artículo en Alkaid).

Un besazo,
Laura

Laura Gómez Recas dijo...

Noray, otra joya: tu lectura.

Sí, estoy de acuerdo, es un cuadro inquietante, esa forma de taparse el rostro... puede ser interpretada de mil maneras. Creo que se identifica con el poema, por lo menos en mi imaginario particular.

Un beso enorme.
Laura

Mónica Angelino dijo...

"Sólo de vez en cuando,enmudecen los muebles que me habitan"

Sólo esos versos ya son en sí mismo un poema de antología, s le sumamos el resto ¿qué decir?
!magnífico!

Un basazo Laura!!

mamuma dijo...

Muy bonito

Laura Gómez Recas dijo...

Mónica, has coincidido con Alonso. Quizás sea lo mejor del poema. Es una imagen precisa.

Besos,mil.
Laura

Laura Gómez Recas dijo...

Hola, Mamuma.

Te indagaré. Gracias por dejar tu huella.

Laura

Edu dijo...

De vez en cuando no somos deseo, solo cuando el deseo, da pausa para su proximo deseo.
Un Saludo

Laura Gómez Recas dijo...

¡Vaya, Edu! Lo has clavado.

De todas formas, el poema se refiere a lo nostálgico del deseo perdido. En ese intervalo de tiempo en el que la mirada, sin querer, se vuelve hacia atrás.

Lo importante es no convertirse en estatua de sal y volver a mirar hacia delante.

Un abrazo,
Laura