miércoles, 23 de septiembre de 2009

Primavera



Esta mañana me levanté con el pulgar apuntándome

directo entre los ojos

recogí del piso las migas y los oxidados alfileres

puse colores rojos y verdes con agua en el florero

y azúcar al mate con limón espumando una media

sonrisa entre pan y dulce de leche

colgué del imán en la heladera los desorientados

juanetes y la palabra va cío para llenar la puerta

dibujé una Y mayúscula seguida

de mañana en un viejo almanaque

la foto de un manantial de agua oscura

me mojaba la cara

apreté entre mis manos muy fuerte los dedos

(pintadas las uñas)

y con un verso libre bajo el brazo y un puñado

de verbos raspando mis amígdalas

miré hacía la calle

ya es hora de sacar a pasear los huesos

-me dije-

y abrí la lápida donde tejían húmedas y amarillas

sus mortajas

las culebras.


Mónica Angelino


http://poesiafondoscuro.blogspot.com


5 comentarios:

Fiamma dijo...

La preimavera es el renacimiento de la vida, es impresionante la manera en que uno siente que cambia cuando llega la primavera, como la maripósa que sale de una crisálida y deslumbra con su alas.

Besitos

Laura Gómez Recas dijo...

Igual que existe la inteligencia emocional, creo que existe la inteligencia poética o lírica. Puede que suene raro, pero no es fácil derivar a lo largo de unos pocos versos hacia un discurso tan profundo dentro de la sencillez poética.

Besos.
Laura

M. Angel dijo...

Mónica Angelino

Existen momentos emocionales, momentos de tristezas y alegrías, y tú, en tus versos plasmas maravillosamente, el sentir de todos los momentos.

Abrazo

Leni dijo...

Como has sabido respirar hondo Mónica¡¡
Y salir a ese "mañana" en pequeñito...
Como si fuera un "vacío".

Afrontarlo desde tus versos y sentirlos siempre es algo único.
El final ssssisssseeeeaaaaa


Besos

Alonso de Molina dijo...

de un tirón, casi sin respirar, un par de jadeos y plof, se acaba el poema; este ritmo me estresa Mónica.

Es muy bueno, has conseguido un poema enorme, te felicito

adm