domingo, 3 de mayo de 2009

Hoy, en un rato de soledad



Especialmente
en este preciso instante
sentí como se apretaba mi pecho
de mis ojos salían aguas doloridas
mi garganta silente y apretada

Hoy, especialmente en este momento
en que leo, oigo, me entero
y me siento conmigo y sigo pensando
me pregunto, me respondo
y se me secan las palabras
se enredan en mi pensamiento las tristezas ajenas

Hoy,
porque es ahora que encuentro más hondo este pesar
por los que caen, por los que lloran
por los que tienen hambre y no tienen pan
por los suicidas, los genocidas
los enfermos y los que mueren
por los maltratados y también los victimarios
los ricos y los pobres
los niños huérfanos de padres
huérfanos de amor
los padres huérfanos de sí mismos
por esta humanidad tan inhumana

Hoy me vino un llanto repentino
y gotas del dolor ajeno rodaron mis mejillas
porque no puedo hacerme sorda, ciega y tonta
porque no puedo dejar de sentir lo que otros sienten
irremediablemente, vivo calzando el zapato ajeno
y por esa razón, creo que siempre estoy sufriendo

Y luego de haber drenado este despecho
me siento y escribo todo lo que aquí
dentro de mí ocurre casi a diario

Siempre es hoy, que en un instante
pasa mi compañera soledad a recordarme
que hay alguien que necesita de mis lágrimas
mi compasión, mi voz y mi palabra
y el calor de estas manos escribientes


Antonietta Valentina
3 de mayo de 2009

6 comentarios:

Laura Gómez Recas dijo...

Ha sido un gustazo encontrar este poema y leerlo y atenazarlo entre los dientes. Porque se encaja en la boca y es necesario recitarlo, leerlo en voz alta. Es un pensamiento largo y corrosivo: la empatía, tan necesaria, y, en exceso, tan dolorosa o enfermiza.

Un abrazo,
Laura

Alma Mateos Taborda dijo...

llísimo poema. Una verdadera maravilla. Bravooo

paolav dijo...

Maravilloso saber que el sentimiento es de varios y que no somos cosa rara los que sentimos a flor de piel lo que le pasa a los hombres y lo que le pasa a nuestro mundo. Un abrazo.

Lely Vehuel dijo...

Hola muy buena tu entrada,yo como siempre de paso, visitando gente amiga.Es lindo para mi, pasar siempre por este sitio, me sienta muy bien, un fuerte abrazo y te espero por mi blog para peregrinar algo nuevo.

Alas.rotas dijo...

Se como te sientes, pues yo sigo viviendo eso, se lo que son gotas de dolor y las palabras también se me secaron y tu tuve que cortar, ahora os hecho de menos, así que no hagas como yo y que no se te sequen nunca tus palabras, Un abrazo

Leni dijo...

Es un hoy emocionante el tuyo.
Nos enredas en todo lo que sientes y expresas.
Es bueno reflexionar y observar todo lo que nos rodea y dejar que las lágrimas nos hagan ser mas humanos.

Bello poema.

Un abrazo