domingo, 28 de octubre de 2012

El zen de las macetas. Fragmento







Tú, riendo
con tu mano en las últimas semillas.
Y yo , a tu lado
poniendo rojas las sortijas de tu rostro.

Miremos a la luna,
más allá de este cielo -más allá de esta sed-
se detienen los mundos
en el exacto firmamento de tus entregas;

aquí está mi mano urgente,
la cicatriz lechosa en mi pulgar,
 y aquí está mi boca, como una golondrina
en busca de tu vientre;

tu en mis ojos, yo en tu sombra,
amaneciendo en ti
y el mar mojando nuestros cuerpos.





El zen de las macetas. Fragmento
 

2 comentarios:

Cecilia della Mora dijo...

Hay mucha música en tus versos y las imágenes que construyes son delicadas y hermosas. Un placer leerte, saludos. Cecilia.

Alonso de Molina dijo...

Gracias Cecilia por acercarte, por tus buenos ojos, es un placer para mi sentirte cerca, te mando un fuerte abrazo compañera.

Alonso de Molina