miércoles, 29 de septiembre de 2010

Helados de amor

A Ommje, por un email
Les sitió la nieve,
olvidaron cerrar la puerta
y entró el invierno
para ocuparse de la piel del beso.

Ella, con los labios en la liba,
aceleraba con su lengua
la contorsión del cetro.
Él, subsistía a todas las estrellas
clavadas en su extremo masculino.

El tiempo congeló la idea
de una entrega fugaz y masticada.


Laura Gómez Recas
Imagen: obtenida de la red (sin título)

4 comentarios:

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

¡Guauuuu! Esto sí que es estar frígidos, pero seguir intentándolo.
Un beso

Angel Cabrera dijo...

ese muñeco de hielo sí que sabe. ahora, espero que pague en la misma moneda a la señora de nieve ;D

Alonso de Molina dijo...

este Angel Cabrera que bien ha dictado las contraprestaciones y no las puñeteras huelgas -por ayer 29- que solo hacen quemar cartuchos en el aire, fuegos de artificio que bien irían a los protagonistas de la imagen que nos trae Laura -incombustible Laura- para dejarnos con una sonrisa en los labios y el capricho de desear que algo así nos pudiera ocurrir pero dentro de una sauna o un baño turco, quedar helados si, pero de no poder soportar la pasión de todas las estrellas clavadas en ese extremo que mejor no mencionar.

beso templado amiga, que van llegando los días cortos y los pies fríos entre las sábanas.

.

Angel Cabrera dijo...

es que alonso, sexo y amor, amor o sexo, en el dar hay tanto (y a veces más) como en el recibir.