jueves, 3 de junio de 2010

PREÁMBULOS


Tu siempre me sorprendes
derramando en mi ombligo pasatiempos,
atándome la piel a tus esquinas,
sintiéndote insaciable en mi chasquido.

Hoy despliegas tu luz que me desnuda,
con la sutil costumbre de habitarme,
y descuento distancias
al néctar transparente de tu nombre,
al gesto silencioso de tu fuerza
donde el fuego me parte
en tu luz, que se fuga
…………………………………….. al sur de mis extremos.

Sorpréndeme de nuevo,
y cuélgame suspiros con las manos
en el ímpetu abierto del enigma.

© Ana Villalobos Carballo
.
.

6 comentarios:

Carlos Serra Ramos dijo...

Hola, Ana:

Una joyita de poema, amiga, lo he leído ya no sé cuantas veces degustando cada uno de los versos, todos preciosos plenos de lirismo en tanto expresas con meridiana claridad la manifestación sublime del amor en el acto sexual.
Pocas veces he leído este género expuesto con tal delicadeza desbordandose en poesía.
Enhorabuena, poeta.

Recibe mi beso con mi afecto.
.....................Carlos

Alonso de Molina dijo...

de qué manera elegante nos sorprendes con una voz poética de manifiesta sensualidad que te atrapa en el fuego que desprenden todas y cada una de sus letras. Creces Ana, creces y vas marcando distancias, te agigantas y es un honor ser tu amigo.

.

Mery Larrinua dijo...

Precioso poema!
un abrazo

Ana Villalobos Carballo dijo...

¡Una gran alegría encontrarte, Carlos! Has captado la esencia del poema. Gracias por dejarme este comentario tan absolutamente generoso.

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Gracias, Alonso, por esta visión tan hermosa del poema.
¿marcando distancias? ¡pues vaya, a mí que esste poema me inspiraba descontar distancias! jajaj.
Querido amigo, por mucho que me lo digas no sirve, sigo siendo igual de chiquitita.

Muchas gracias por estar

Besos que te lleguen al corazón

Ana

Ana Villalobos Carballo dijo...

Gracias Mery, me alegra que te haya gustado saberlo da mucho ánimo para seguir intentándolo.


Un beso que te llegue al corazón
An