miércoles, 6 de enero de 2010

Marruecos. Ait Ben Haddou




Podría hablar de la belleza de un día de lluvia,
de los cuentos o fábulas que nadie cree;
podría detenerme en el fondo exacto del aguacero
y pensar en la exacta razón de las palmeras,
en la insólita forma de un imprudente germen
o en las turbadas voces vagando en el desierto;
pero la tierra gime arrinconada en sus caminos.


(¿Cómo cambiar mi horario, mi temperatura, mis hábitos alimenticios, mis costumbres, mis ritos y manías, mis prejuicios?)

¿Cómo podría perseguir
a una estrella que se desvanece a cada instante?

Tal vez debiera transformarme en luz,
 erigirme en un alma encendida,
domarme en el aliento de un invierno
desgranado de fuego y de granizo
o dejarme morir hasta que la noche cierre.

Qué crudo invierno dejará perecer en mi cama
la inocencia de una brizna que yerra?

¿Porqué mis torpes letras no encuentran rúbrica ni morada?


--

-------------------------------
Ait Ben Haddou, situada a unos 180 km de Marrakech, es una ciudad fortificada, formada por varias pequeñas fortalezas de unos diez metros de altura que se conocen por el nombre de “kasbahs”, es en suma un recinto amurallado construido en barro y adobe, excelente arquitectura tradicional que pese a sus materiales sensibles pueden resistir fuertes inclemencias meteorológicas. Se encuentra entre el Sáhara y Marrakech, a unos 30 km antes de llegar a Ouarzazate*, provincia a la que pertenece, en la región de Souss-Massa-Draâ en Marruecos. Se extiende a lo largo del río Ouarzazate y es habitada por pequeños núcleos de población que en total no sobrepasan los doscientos habitantes.


Visitamos la ciudad de adobe cruzando el río de exiguo caudal y unos veinte metros de ancho a lomos de unos pollinos que los jóvenes del lugar utilizan para prestar este peculiar servicio y ganarse unos dírham que les vienen muy bien para la economía local. A este respecto uno de los muleros, de no más de veinte años, nos comentaba que había trabajado en España pero que voluntariamente decidió regresarse porque con mil euros al mes en España se malvive y optó por la magia y el terroso color de su aldea.

Ait Ben Haddou es Patrimonio de la Humanidad declarado por la Unesco en el año 1987. Es una de las kasbahs mejor conservadas de todo el Atlas gracias a los ingresos para restauración obtenidos por ser escenario de más de una veintena de películas.

*Ouarzazate es también conocida como "El Hollywood de África". En esta ciudad hay varios estudios de cine y más de 150 hectáreas de decorados. Directores como Orson Welles, Martin Scorsese, Oliver Stone o Ridley Scott los han elegido para algunas de sus superproducciones cinematográficas como Lawrence de Arabia (1962), La Joya del Nilo (1985), Jesús de Nazareth (1977), The Living Daylights (1987), La última tentación de Cristo (1988), El cielo protector (1990), Kundun (1997), La momia (1999) , Gladiator (2000), Alejandro Magno (2004), Asterix y Cleopatra (1968), Los Diez Mandamientos (1956), Cleopatra (1963), En el Reino de los Cielos (2005).

-imagen propiedad del autor.
---------------------------------

8 comentarios:

Laura Gómez Recas dijo...

Estaba deseando leer tu crónica. Y por fin ha llegado.

No encuentras rúbrica porque ha sido excepcional.

Enhorabuena por tan feliz y extraordinario fin de año.

Un abrazo, amigo.
Laura

Susana Rodrigues Tuegols dijo...

HERMOSURA Y VIAJE PUESTOS EN PALABRAS, FELICITACIONES:SUSANA

La Dolce V dijo...

Pues creo que las palabras te encontraron a ti.
Debió ser estupendo tu viaje... y las fotos.
Saludos!

Luisa Arellano dijo...

Me gusta encontrate pleno de facultades relatando este viaje real a terrenos diferentes.

Hace tiempo que no nos "vemos" pero sé que tu camino es un continuo ascenso.

Un beso.

Alonso de Molina dijo...

Gracias laura, ya te digo, faltaste tú

un beso amiga

Alonso de Molina dijo...

Susana, gracias por estar amiga, te mando un fuerte abrazo y feliz año

.

Alonso de Molina dijo...

La Dolce, gracias querida poeta, visité tu sitio, transparente y ameno, volveré.

fuerte abrazo

.

Alonso de Molina dijo...

Luisa, querida compañera, cuantos años leyéndonos, sabiéndonos en la distancia, gracias por no olvidarme, por venir, te mando un fuerte abrazo, mucha inspiración para este 2010

.