domingo, 4 de octubre de 2009

A la negra Sosa...

Y las luces se apagan,
el fogón se ensombrece,
la noche solloza
tras la huida final.
El sonido se opaca,
los graves se acentúan,
por detrás una vaguala
despedida quizás.
Su sentir
se hace llanto
su clamor
bienvenida,
la cultura entristece
luego de esta partida.
Chacareras tristonas,
ya el poncho envilece
llevándose el alma
de una negra sin par.
Compartir su sentir,
quizás algunos les pese,
su izquierda querida
a la derecha entibió.
India ,
negra,
provinciana,
pudo sin embargo crecer
de la mano del canto
unirnos en una misma fe.
La música es prodigiosa,
perdura a través del tiempo ,
lo sabrán generaciones,
lo sabrán nuestros nietos.
Adiós negra Sosa querida
del terruño aquí te canto
ésto es sólo despedida,
hasta pronto ,
dentro de un rato.

4 comentarios:

M. Angel dijo...

Hola, precioso homenaje haces con tu bella poesía a esa gran cantante, que aun que partió, quedará en el recuerdo de todos

Saludos sinceros

paolav dijo...

Precioso poema, ella lo habría cantado sin duda...como le cantó a Víctor, a Violeta y a tantos...ese es nuestro folclore, en nuestra América y lo que nos une, lo demás son chovinismos egoístas de los gobiernos.

Un abrazo

Vivi Crespo dijo...

gracias por sus comentarios!!
un saludo grande


Vivi

Lila dijo...

Un homenaje hermoso y especial.
Felicidades