lunes, 5 de octubre de 2009

Impongo la prudencia a mis pasos





Los caminos y luces con sus formas y reglas imponen su crudeza, pero en la mente danza obstinada la vida como un brote de olivo en un monte olvidado.

Aprecio la belleza en soledad, sin testigos que arañen la desnudez del instante. Yo ordeno a mi boca que calle y escuche a la tierra que habla.

Yo impongo la prudencia a mis pasos. Sobre todas las formas rompe el día y siento el vértigo de su extrema belleza.


.

Sendero de la ermita de la Cruz de Huécija
04-10-09

.
Foto cortesía de http://www.enlabuhardilla.com/
.

4 comentarios:

Ando-Contando dijo...

Hola, saludos desde Ecuador, tengo un proyecto literario y quería ver la opción de cambier links para difundir nuestros sitios.

http://www.andocontando.blogspot.com

Saludos.

Laura Gómez Recas dijo...

Texto perfecto. Poema extensible sobre la línea y el alma.

Gracias por estos 100 gr. de paz.

Laura

Alonso de Molina dijo...

He visto vuestro blog, parece un sitio agradable y bien organizado, os deseo mucha suerte

.

Alonso de Molina dijo...

Laura, como decírtelo? te quiero mucho, eres una gran amiga, un gran apoyo en momentos delicados

un beso grande para ti
.