domingo, 28 de junio de 2009

Donde acaba la tierra y empiezo a a-Marte


Ha de ser en la inquebrantable ola de tu barbilla,
en el índice que se perfila por mis labios.
El cuarto aspecto desaliñado menor de 42º de besos.
¡Maldita medida!...yo quería mas.
Ni Galileo supuso de tu ser,Ares tatuado en la columna que me sostiene
será basalto su mar en vez de arena ,ese que miro...que respiro hondo.
Cráteres en las lanzas de un sol que atraviesa los muros por las persianas y los huecos de las chimeneas.
Valles tallados en las rodillas que suben y bajan ,
que se agotan en los géiseres y en las cimas planetarias.
El infierno está triste.
No existe en a-Marte movimientos horizontales.
Son todos rítmicos:
Pulso.
Enroque.
Trayecto.
Tacto.
El aire que se esconde proscrito en el adverbio.
Y así como en ese basto océano yo no estaba,estaban tus depresiones.
Y yo aquí...midiendo metros oscilantes,
kilómetros que me trago en las simas de un "mi" sostenido
para cantarte una amapola en tu erosión
y navegar a a-Marte clavando mi martillo entre tu rojo,
cincelando el mármol de tu telúrico fuego donde todo comienza.
Donde todo termina.
Donde todo se muda ante una eclíptica sembrada de nenúfares.
leni
(Que un cristal no son mis ojos
y mis ojos atraviesan un cristal
para mirar y respirar
palabras que vienen solas
de la mano de una ventana
sin cristal)

5 comentarios:

DIAVOLO dijo...

Leni... hoy no me queda más que reconocer y asumir mi ignorancia. No sé comentar este poema, no sé interpretarlo... pero quería que sepas que te sigo y te leo SIEMPRE... y ya me explicarás, jejeje...

Besotes ignorantes.

Leni dijo...

Gracias Diavolo.
Es que son palabras marcianas jajaj.

Déjate llevar

Un beso (siempre)

Alonso de Molina dijo...

te puede decir, aunque me repita, que estás dando pasos grandes, avanzas, no te conformas con lo primero que te llega, buscas y encuentras las letras para crear la imagen que pretendes,

te aplaudo Leni

un beso

.

Leni dijo...

Gracias Alonso.
Por tu complicidad.

Fuí a una subasta y me compré las botas de un gato.jejej

Pero me dí cuenta que los pasos están en otros, y seguirlos es lo que hace el camino.

Un beso.Yo te aplaudo a tí.

Antoñi dijo...

¿Si aplaudo, con un olé y un taconeo al compa, me dirás, nada más que por experimentar, que sabor tienen los besos más pequeños de 42º? ¿También por un causal tú crees que el aire escondido en el adverbio, no será este que a mí me falta cuando te leo?..., Leni, niña me lo he leído tres veces y me lo llevo, me gusta más que expresarte puedo, aunque de mi ignorancia me quejo, tengo que psicoanalizarlo un poco más, algunos de sus grades tesoros, no se me descubren, ni con el uso de mi mapa…. Besos