lunes, 11 de mayo de 2009

PARIS, UNA ESTRELLA DESNUDA



París
gota efímera
te crees inmortal.
No eres tus orgullosos monumentos
ni arcos triunfantes
ni elíseos campos trazados para dioses
ni el obelisco soberbio robado al desierto.
No eres tu torre desafiando las nubes
ni tus puentes de orilla a orilla de Sena.

Enamorada de ti misma
entregada a tu gloria pasada
a tus mil años de vida
eres sin siquiera saberlo
millones de palabras al viento.

“Hermanos humanos
Que después de nosotros vivirán…”
susurran los ahorcados
mientras Villon, el poeta
extranjero en sus propia ciudad
abandona para siempre
tus calles ingratas.
Muero de sed cerca de la fuente
Ardiente como el fuego
Me muero de frío.
En mi país
Estoy en tierra extranjera.

Paris, no eres de piedra
eres las lágrimas de Gargantua
inundando tus calles.

Los pasos del sabio Montaigne
llegando de Aquitania
sus “Ensayos” bajo el brazo
para el rey de Francia:
“He aquí un libro de buena fe, lector…
Soy yo mismo la materia de mi libro”

Bajo tus techos, Paris,
el sabio Descartes piensa,escribe y fundamenta:
“ Pienso, luego soy”
mientras Cyrano, el poeta,
a la luna intenta llegar.

Pero ya he aquí Molière
Parisino de pura cepa
y su Ilustre Teatro
burlándose a sus anchas
del devoto, del avaro,
del médico a pesar suyo.
Ni del enfermo se apiada.
Imaginario lo considera

Y aquí La Rochefoucault
lúcido y cínico que advierte al lector:
Ni el sol ni la muerte
Se pueden mirar fijamente.
Y si te quieres casar, amigo
Sepa que buenos matrimonios hay
Pero ninguno delicioso.
Así que quien vive sin locura
No es tan sabio como se cree.

No menos lúcido La Bruyère
Que por tus calles, observando al hombre sentenció:
Hay gente, que hablan un rato
antes de haber pensado

Paris, Paris…ya lo ves, no eres de piedra
Eres de letras…
Y si no me crees, mira.
Ahí entre tus murallas nació colosal y censurada
de mano de Diderot, d’Alembert et Voltaire
La Enciclopedia,magistral.
¡Eso si que es monumento!

Pero ya viene la Revolución.
Caen las viejas piedras de La Bastilla pero
Sade siguen preso…y escribiendo.

Ves…eres de palabras

Una revolución sigue a la otra
un gran escritor a otro.
Victor Hugo con su “Leyenda de los Siglos”.
quiere verlo todo, sentirlo todo, escribir de todo.
También frase tras frase reconstruye Notre Dame,
frase tras frase tus Miserables, Paris..
Por fin, la poesía invade tus calles.
Aquí viene Baudelaire.
Crecen, exuberantes Las Flores del Mal.
Pronto sigue Verlaine.
La poesía se vuelve pura música.
“Los largos sollozos de los violines del otoño
Mecen mi corazón con monótona languidez”.
Y ahí, viene caminando desde lejos
-le esperaban desde hace siglos-
“ El hombre de la suelas de viento…”
Rimbaud. Nos arrastra con él en “Una temporada en el infierno”
En otro tiempo…
Pasan los días y pasan las semanas
y siguen corriendo las aguas del Sena bajo tus puentes.
Apollinaire sucede a Rimbaud.
Ni tiempo pasado ni amores vuelven.
Está por nacer el surrealismo.
En las terrazas de tus cafés Paris se reúnen
Breton, Aragon, Soupault “.
Todo miente”, lector, reza su Manifiesto…

Paris lo ves, no eres de piedra.

Aunque tus calles se puedan invadir,
los carros de guerra ocupar tus plazas,
siempre habrá un poeta para escribir sobre las paredes
que te visten, la palabra….Liberté.
Y así escribe Éluard:
Sobre las alas de los pájaros/
Y sobre el molino de las sombras/
Escribo tu nombre[…]
Y por el poder de una palabra /
Empiezo de nuevo mi vida.

Ves..Paris…Puedes desnudarte de tus piedras,
De tus orgullosos monumentos,
puedes desnudarte de ti misma.

Ahora, ven, ven conmigo,
Prepárate a volar como el gran Altazor.
Despegaremos de un jardín,
uno de tus jardines, Paris.
Ven, leamos juntos a Prévert,
el amable poeta.
Despegamos juntos en un beso.
Miles y miles de años
No bastarán
Para decir
El pequeño segundo de eternidad
Donde me besaste
Donde te besé
Una mañana en la luz del invierno
En el Parque Montsouris en Paris
En Paris
Sobre la tierra
La tierra que es un astro.
Lo ves Paris…Lo ves…
No eres de piedra.
Eres la voz de tus poetas.
Eres, Paris,
una estrella desnuda.


Claire Deloupy


Cuadro: "El poema" de Miguel O. Menassa

11 comentarios:

Leni dijo...

Acabo de disfrutar de un hermoso paseo por las letras de Paris.
Por parte de su historia.
Patrimonio de muchos.
Paris es palabra ...sin duda.
Estrella vestida de sí misma.

Hoy hiciste de guia Claire.
Gracias.

Un beso

Alejandra Menassa dijo...

Genial Claire, es cierto lo que dice Leni. Es como viajar por París y por su historia.
Muy hermoso poema.
Un beso

Alonso de Molina dijo...

me ha gustado mucho la referecia a François Villon; "Muero de sed cerca de la fuente
Ardiente como el fuego
Me muero de frío.
En mi país
Estoy en tierra extranjera" describe ese grito capital, posiblemente fruto del desgarrado corazón del maldecido poeta en sus momentos finales

te aplaudo con fuerza Claire
.

Mónica López Bordón dijo...

Hola Claire,

precioso el poema y París, siempre París que se engrandece con tus letras. Muy bello el viaje

Besos

9988 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
9988 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Alonso de Molina dijo...

he eliminado un par de entradas porque eran descaradamente SPAM, uno en ingles y el otro un larguísimo texto presuntamente en japonés

adm

Claire Deloupy dijo...

Es un gusto hacerte de guía, Leni. Eres una visitante tan agradecida."Estrella vestida de sí misma".¡Qué bueno!Gracias. Un beso

Claire Deloupy dijo...

Me hace tanta ilusión que te guste, Ale...Lo escribí con mucho gusto y sentí que dejaba tantos poetas en el tintero.Gracias por ser la lectora que eres. El nivel de los lectores sube el listón y eso, crei, siempre es bueno.Un fuerte abrazo.

Claire Deloupy dijo...

Muchas gracias Alonso.¡Es una riqueza y un gusto tener lectores como tú!. me diste ganas de volver a leer a Villon, siempre entrañable y tan moderno.Un fuerte abrazo

Claire Deloupy dijo...

Hola Mónica.¡Estoy encantada que te haya gustado. Gracias por decirmelo.Fue un hermoso viaje escribirlo. Bueno...traje mi pequeño ladrillo de versos para un gran edificio.Besos..