domingo, 10 de mayo de 2009

No fuimos tan distintos



.

Vuelve de larga ausencia

arrancado de abriles
regresa


no hay escamas en la tarde
¿Quién lo puede entender?
ni llanto



asoma historia por sus ojos

mira y asiente sin voz,

sorbos


de sus manos como hojas
cae la ceniza


por su frente
vagan peregrinos los fetiches

no fuimos tan distintos

.


17 comentarios:

MiLaGroS dijo...

Interesante poema. Un abrazo.

Alejandra Menassa dijo...

¡Qué críptico, Alonso!, pensé en un cuento de Borges donde se encuentra el Borges viejo con el Borges de 20 años, en este momento no puedo recordar el título, me llevó también a pensar en el encuentro de un padre y de un hijo, o de dos amigos que no se ven hace años, lo que está claro es que al intentar descifrarlo, dispara la imaginación. Todos somos humanos, en ese sentido, nadie es distinto a nadie, y sin embargo, en todo lo demás no nos parecemos ni a nosotros mismos. Sería más fácil si fuéramos como esas nectarinas del dibujo, pero somos humanos complejos, como tu poema. Por cierto, bellamente escrito como siempre. su oscuridad no disminuye su belleza.
BEsos y perdón por la parrafada

Mónica Angelino dijo...

Bello! Me gusta este juego que parece decir nada en concreto sugiriendo todo.

Besos.

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Gran poema!! Amiga siempre un placer leerte y tenerte entre mis seres de luz. Eres una gran persona!

Te dejo un relajante, cálido y fuerte abrazo!!

Beatriz

Claire Deloupy dijo...

Querido Alonso... Leo y vuelvo a leer. Sigue cayendo sobre mí su enigmático encanto. Me quedo especialmente con 2 versos, tan humanos:
"Por su frente
vagan peregrinos los fetiches".
Gracias por haberlos escrito. Un fuerte abrazo.

Leni dijo...

Opino como Alejandra.
Es complejo este poema tuyo Alonso.
Un encuentro al fin y al cabo.
Un preso que regresa.
Un inmigrante que llega como aquellos que marcharon.(Los niños de la guerra).
Un enfermo que se pierde en su locura.

Muchas veces el mayor de los misterios está en lo mas visible.
Seguro que nos lo aclaras un poco.
(la curiosidad..)

Beso

Alonso de Molina dijo...

Gracias Milagros por venir

un abrazo

.

Alonso de Molina dijo...

Alejandra,

la ausencia, tu lo sabes, suele hundir los hombros y la voz y deja fijos los ojos diluidos en el horizonte

agradezco la parrafada, muy ilustrativa e ilustrada.

un beso

Alonso de Molina dijo...

Alejandra,

la ausencia, tu lo sabes, suele hundir los hombros y la voz y deja fijos los ojos diluidos en el horizonte

agradezco la parrafada, muy ilustrativa e ilustrada.

un beso

Alonso de Molina dijo...

Gracias Mónica

el lector es la parte más activa del poema, sin lector no hay poema

un beso

Alonso de Molina dijo...

Beatrizz

un buen masaje no nos vendría nada mal. Gracias por venir

.

Alonso de Molina dijo...

GRacis Clarie por tu lectura y buena apreciación

te mando un fuerte abrazo

,

Alonso de Molina dijo...

Leni

el autor no debe porqué aclarar lo que escribe, cada lector puede encontrar o no, la historia que desea o que tal vez, en un determinado momento, necesita. Tu has hecho una buena lectura de este poema.

un beso y gracias por venir

.

Ana Villalobos Carballo dijo...

Hay poemas que uno lee y enseguida cree que lo que le dice a él es lo mismo que el autor quería expresar, pero hay otros que te diga lo que te diga el poema uno se queda en stanby preguntándose qué habrá querido decir el autor. A mí este poema me deja en stanby,
y no te voy a pedir que me aclares este críptico poema porque sé que no lo vas a hacer, aunque yo difiero del todo con esa opinión, respetable por supuesto, de que el autor no debe aclarar lo que escribe.
Por los primeros versos parece claramente lo que ya te han dicho en otros comentarios, un padre, un preso de sus locuras, un amigo…., en definitiva alguien que regresa después de una larga ausencia y, además, este “no hay escamas en la tarde” (que es un verso que me gusta especialmente) me hace pensar que regresa y le esperan con los brazos abiertos, no hay reproches ,o que regresa sintiéndose totalmente liberado;pero a medida que avanza el poema se va volviendo más complicado y yo termino perdiéndome, me quedo en stanby. El poema parece ser oscuro o quizás es nuestra visión la que la hace más oscuro, así que intento no ver y simplemente siento, y lo que siento es que por encima de todo en este poema prevalece un cierto aroma a tristeza, soledad y vacío. ( A todo esto he llegado después de tomarme todas las pastillejas que me tomo pa los dolores así que supongo que no serán muy coherentes,jajajaj)
El poema no lo tengo claro pero lo que si tengo clarísimo es que las dos nectarinas están de muerte y diciéndome cómeme, y más a estas horitas.
y aunque no lo pregunte, la curiosidad pica ¿serás tan gentil?

Un beso que te llegue al corazón

Ana

Alonso de Molina dijo...

Ana

has hecho una descripción acertadísima de la primera parte del poema; "no hay escamas en la tarde" es, podría ser, una de las claves, otra la ceniza que dejan caer las manos y finálmente los fetiches la última clave. Me reitero en que el poeta no debe, no tiene porqué explicar lo que escribe, para eso están los buenos lectores como tú, que en esta ocasión has conseguido sacarme una explicación, aunque no del todo completa.

un beso que te llegue

.

Laura Gómez Recas dijo...

En los comentarios hay todo un manual de cómo solucionar el acertijo. Yo no lo siento como tal. Es un poema que he hecho mío. Parco en palabras: sólo las justas y necesarias. Se entra en él con profundidad en la segunda lectura y, de repente, aparece delante de ti con su larga ausencia sobre sus hombros.

Las dos últimas estrofas son de una complejidad poética maravillosa, Alonso. Y, al mismo tiempo, tan, tan secillas...

Poeta, ha sido un placer.
Laura

Alonso de Molina dijo...

cómo me pones LAURA, me subes la vanidad llamándome POETA.

Gracias gracias por hacer tuyas estas letras, sobrias y encogidas letras.

gracias siempre

un besazo

.