domingo, 26 de abril de 2009

MORIR PARA NACER EN CADA VERSO.

Cuadro: Piedra Astral. Miguel Menassa



“Un poema que todo lo contenga y que todo lo destruya a la vez”
Miguel Menassa. Aforismos y decires.

“La destrucción de un objeto no lo aniquila, nos enfrenta con una nueva realidad del objeto, la carga de un sentido que antes no tenía”.
Aldo Pellegrini. Fundamentos para una estética de la destrucción.


Hablábamos con Dios esa mañana,
Dios había muerto, yacían entre mis manos sus cenizas,
me dijo entre pavesas: haremos el mundo en siete libros.
Yo no quise renunciar a lo imposible, obnubilada por su brillo.

Comencé por mostrarle a la mañana
mi propia capacidad de aniquilamiento,
diluí mi alma en el tintero,
olvidé ideologías y nostalgias.

Puse luciérnagas al rostro de la noche,
me vacié los bolsillos,
busqué un corazón prestado
para latir a un ritmo universal, desconocido.

Perdí mi paso vacilante, de poeta apenas hecha
y otros hombres, que antes que yo hicieron sus caminos,
me cedieron sus pasos, y caminé con ellos por la letra,
con su cadencia de siglos en la cadera izquierda.

Mi mano renunció a juegos sexuales, a goces paroxísticos,
para intimar al punto con el verbo desasido,
un cuerpo de vacíos que entregaría al poema,
poniendo fin a un celibato de siglos.

La letra debe ir a la letra, como los ríos
al océano,
así, mi cuerpo ha de morir en el poema,
para nacer de nuevo en cada verso.

Y así, sin más Dios que el del verbo,
sin nada que recuerde mis maneras, sin manos y sin cuerpo,
roto el antiguo corazón a martillazos,
me dejaré bautizar por un líquido verso iluminado.

Esa poeta que soy, la hicieron estos versos,
la de ayer, yace como cenizas en mi mano,
quería hacer el mundo en siete libros,
le bastó con dejarse nacer en el poema.

Alejandra Menassa

20 comentarios:

Ricardo dijo...

En cada poema renacemos a la vida, morimos a lo anterior y nos hacemos inmortales en la palabra. Por eso escribimos ¿no?

Un beso.

Alejandra Menassa dijo...

Quizás por eso. Gracias Ricardo.
Escribo porque escribo, dice el poeta.
Un beso

MiLaGroS dijo...

¡ Que bonito! Y que original y profundo.

Dices cosas preciosas:
"Busqué un corazón prestado para latir a ritmo universal,
otros me cedieron sus pasos,
puse fin al celibato de siglos,
mi cuerpo ha de morir en el poema, me dejaré bautizar por un verso iluminado...
Después de todo esto no me extraña para nada que seas una gran poeta y escribas tan bien.

Un abrazo. milagros

"La LoCa De LoS GaToS" dijo...

hola! me ha gustado mucho el poema, he visto que me sigues...y he venido a visitarte.muy buen blog! un saludo!

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Milagros, eres muy amable.Me paso a saludarte por tu blog
Un beso

Alejandra Menassa dijo...

Hola, debe ser Alonso el que te sigue, el verá que se lo agradeces, aquí publicamos varios poetas, yo no soy más que un grumete más de la tripulación, pero pasaré a visitarte.
Saludos y gracias por el coment

CCQ dijo...

Alejandra, me gustó tu poema. Felicitaciones y un abrazo desde Colombia.

Carlos Castillo Quintero.

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Carlos, no tenía el gusto de conocer tu blog personalmente. He visto que has publicado algunos poemas aquí, que me han gustado, te los he comentado. Te visito en tu blog, ahora que sé conde dirigirme, un abrazo Carlos, desde Madrid

Gabriel dijo...

n cuerpo que muere en el poema y que nace después en cada verso. Y una poeta que es hecha por sus propios versos.
Aplaudo tu coraje de renacer como verso, hubiese sido magnifico contemplar la metamorfosis de mujer sexual a mujer verso, me lo perdí, que pena.

Alonso de Molina dijo...

es el sino del poeta Alejandra, renacerse a cada verso;

"Esa poeta que soy, la hicieron estos versos,
la de ayer, yace como cenizas en mi mano,"

te atreves con todo y además te sale bien; quien pudiera, me falta oficio o tengo demasiados prejuicios para romper ciertas estructuras de las que aún me queda muchísimo que aprender, es posible que cuando las aprenda del todo, entonces decida romperlas.

Me ha gustado mucho este renacer

un beso Alejandra

Alejandra Menassa dijo...

Hola Gabriel: si leíste el poema, no te lo perdiste.Porque ahí es donde pasa.
Un saludo.

Alejandra Menassa dijo...

Oficio nos falta a todos, Alonso, porque nunca se cierra este proceso de hacerse poeta.
Un abrazo. Pronto nos vemos.

Claire Deloupy dijo...

¡Qué osada poeta!Sólo una p o e t a
con todas las letras se puedes permitir hacer de Dios cenizas en la palma de su mano y ponerle a volar en un verso ¡Te has superado!...hasta el próximo verso.
Muchas gracias, Alejandra.Un fuerte abrazo

Mónica Angelino dijo...

Por favor: seguí renaciendo!!!

Un beso

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Claire, en el poema es posible todo aquello que permita la escritura.
Un beso

Alejandra Menassa dijo...

Hola Mónica: qué alegría que estés por aquí. Por supuesto, como diría Baldomero: hasta luego, madre, voy a florecer (en cada verso)
Saludos

Gabriel dijo...

Claro que pasa y quizá me perdí los versos, pero el pensamiento busca su propio camino y ante el acto poetico de sentir verdaderamente ese cuerpo real, sexual un dia (sin saber hasta donde llegaba su sexualidad), y verso al siguiente……bueno es comprensible que el inconsciente haga su propia interpretación y siga su propio camino.

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Gabriel, por tu regreso a la conversación.
Un saludo

Marisol dijo...

"La letra debe ir a la letra, como los ríos al océano, así,
mi cuerpo ha de morir en el poema,
para nacer de nuevo en cada verso"

Esta es la estrofa que más me ha gustado, Alejandra. Será porque cada vez que uno escribe poesía, siente que renace o como dijo Ricardo: "nos hacemos inmortales". Quizás allí radica nuestro empeño... dejar nuestra huella sobre nuestro mundo para que otros nos lleven en el alma de los recuerdos...
Un gusto haberte leído y recibe un cordial saludo desde Berlín.

Leni dijo...

"así, mi cuerpo ha de morir en el poema,
para nacer de nuevo en cada verso.".

Así es ,sin duda.
Precioso como naces.
Y como lo sientes.

Un beso