martes, 28 de abril de 2009

DEL OLVIDO

Cuadro: Memoria, René Magritte

Añorarte, ciertamente, no te añoro,
nunca te tuve y nunca te perdí.

Tejo de mí redes de luz sobre tu pelvis,
planicie inexplorada.

Tejo y destejo sobre tu corazón,
venenos y alcoholes.
Sobrevivo en los humores que destilas,
en la piel de tu mar, violeta y aguerrido.

No te digo que no, te digo que me esperes,
que aprendas a esperar sin bostezar apenas,
comienzos de mi vuelo,
palabras que anuncian un encuentro imposible.

No se echarte de menos, ni siquiera sé echarte,
ni siquiera de menos,
porque se enredó tu nombre en mis cabellos,
como un pez perdido entre las ramas.

No soy un corazón latiendo entre las letras,
las letras son mi corazón de lluvia,
sobre un humano bosque que te llora.

Alejandra Menassa

14 comentarios:

Daro!!! dijo...

Hay... si todos tubieran nuestros tiempos... todo sería mucho más fácil!!!
Besos!!!

Gabriel dijo...

No te voy ha hablar hoy de tu poema,pero te aseguro que lo he leído con suficiente atención como para captar cada detalle y cada trozo de tu conciencia. La cuestión es que ahora mismo me doy de que te llamas Alejandra (la cosa es que estoy enfrascado leyendo a Alejandro Jodorowsky) y al ver la pintura de René Magritte, bueno ha sido como tener un cuadro completo....son solo cosas mias
besos

Jorge dijo...

se extraña lo que se necesita, sin duda, se extraña lo que está fuera, pero lo que se funde a uno se entraña, así tus palbras, entrañables, no se echan de menos, porque se quedan con uno.

Laura Gómez Recas dijo...

La incierta posesión de lo amado o del que es amado. Me encantó la última estrofa, Alejandra.

Laura

Alejandra Menassa dijo...

Hola Daro!!! How many time!
CAda uno a su ritmo, y si queremos que el mundo gire el nuestro, vamos listos.
Un beso

Alejandra Menassa dijo...

Hola Gabriel. También soy psicoanalista. A lo mejor esto le pone el marco al cuadro.
Saludos

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Jorge, este es un poema temprano, de mi segundo libro apenas, creo que debería escribir ahora otro sobre el olvido.
Un beso y gracias por el coment. Me gusto lo de entrañar y extrañar.

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Laura: Si, la primera estrofa es una puesta en duda del sentimiento de propiedad sobre el amado, las cosas se poseen, pero los humanos, no pertenecemos a otro humano. Creo que el sentimiento de propiedad es crucial en el maltrato, la idea de que el partenaire me pertenece.
En fin, es una idea

MiLaGroS dijo...

Muy muy hermoso Alejandra. Me emocionas. Un beso milagros

Alejandra Menassa dijo...

Mil gracias Milagros.
Un beso

Leni dijo...

Es hermoso Alejandra.
Un poema que pesrsonalmente me ha
cautivado.
No se puede pretender ser dueño de nadíe.
Sin embargo no sé,porqué en ocasiones nos gustaria pertenecer a alguien.
(o eso me pasa a mí).

Lo he disfrutado muchisísísimo.

Beso grande

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Leni. Creo que a veces tenemos que cuidarnos de nuestro deseo de pertenecer a alguien, a un humano. Entreguémonos a la poesía, ella no quiere esclavos.
Un beso poeta

Gabriel dijo...

Puede ser Alejandra; pero juegas con ventaja, en esto tu sabes mas que yo, solo te puedo contar lo que me pasa,tu sabes interpretarlo.¿quien encontró a quien? Alejandra, Alejandro, Gabriel,,,,,

Alejandra Menassa dijo...

Gracias por volver Gabriel. Saludos