jueves, 28 de abril de 2016

“Gotas de luz viva”. Carmen Albertus



“Gotas de luz viva” es el libro de poemas de Carmen Albertus que estoy leyendo de los cuatro que han llegado a mis manos con dedicatoria incluida.
.
Conozco a Carmen Albertus desde hace ya bastantes años, más de 15. Coincidimos además en el “Encuentro de Poetas de los Tres Mares. Valencia 2006” y la recuerdo como una persona comprometida con la poesía, afable y abiertamente generosa.
.
Tal vez porque la conozca, me sea sencillo, además de agradable, comentar un poema, un libro de poema de Carmen Albertus, pues la poeta se maneja bien tanto en verso libre como en estructurado como el soneto, pero es, a mi modo de ver, en verso libre donde Carmen  combina magistralmente innumerables recursos expresivos para recrear en el lector las más diversas emociones:
.
“Todo se conjuga cuando la tempestad se abre / frente al acantilado, allí el diablo nos tienta, / la muerte se disfraza de beso y el destino se cumple.”
.
“Poesía es una expresión artística a través de la palabra ya sea en verso o prosa y realizada de forma que nos hace amarla y nos produce un deleite espiritual”. Bien cierto es que el arte es captado de diferente manera por cada persona, pero esto es lo que dice la Real Academia Española y lo matiza el prologuista de “Gotas de luz viva”, Jerónimo Muñoz, exteriorizando esta definición de poesía tras mezclar muy  acertadamente las definiciones de “poesía” y “belleza” que hace la RAE.
.
La poesía de Carmen Albertus es una poesía donde la naturaleza, el amor y la rotundidad de la vida abren sus ventanas para acariciar y gritar retumbando como un eco, poesía de la experiencia, tal vez, pero siempre poesía de compromiso con la realidad de la vida y la existencia humana.
.
Gracias Carmen por el regalo de tu poesía!.

1 comentario:

Vicente Antón Vives dijo...

Cuánto tiempo sin oír de Carmen Albertos. Se me ha puesto la carne de 🐔. Por favor le dirás que me encantaría hablar con ella. Mi email es Vicenteanton@hotmail.com. Mi enhorabuena por anticipado a Carmen y mil besos para ella. Hay que querer a personas como ellas , que siempre se hacen de querer. Cuánto tiempo, cachis.
Un fuerte abrazo a los dos.