sábado, 19 de diciembre de 2015

Testimonio de la desnudez. Julio González Alonso





El poeta, Julio González Alonso, ofrece en su obra, Testimonio de la desnudez, galardonada con el Premio Nacional de Poesía Treciembre, 2015 Editado por la Fundación Jorge Guillén, libro que ahora tengo en mis manos, un poemario hermoso, como pocos, de muy cuidada gramática, variado en contenido, recorriendo tiempos,  espacios, sensaciones propias y ajenas, y un lugar –cómo no, viniendo de un leonés apasionado- donde la sensualidad y el erotismo, exhiben su bondad.

Un recorrido, al fin, donde distintas formas   poéticas que van desde el verso libre al soneto, pasando por verso blanco y versículo, se dan la mano, conformando un poemario exquisito  y de lectura afable que invita al lector a detenerse, como quien, forzado, a la hora de la siesta, por una mosca plomiza, se detiene un instante para observar, lentamente, en derredor suyo: “Las páginas de los periódicos reposan sus titulares obscenos, / callan los pájaros y el sol se estrella / contra las fachadas”.  Y seguidamente volver los ojos hacia dentro y observarse en esa dimensión intrínseca, a veces pájaro, a veces musgo, a veces luz, alba, labio, beso: “eran del alba  como del labio al beso / y una flor encarnada”. Quizá la nostalgia aflora en el poeta como un tañido de campana: “otra vez, León, el frío en las orillas / de tus ríos / y sobre los tejados rojos / tañían  / las  campanas del alba”. Quizá lascivia desenfrenada, desmedida, sensual: “en las olas alzadas de tus pechos .../... vela inflamada por el viento”. Tambien desconsuelos, tal vez miedo, en la voz más emotiva del poeta: “la muerte que te huye, dios, y te da la espalda, / ese sueño infinito  de la nada”.

Pero, en los versos del poeta, sobre todo, una mirada, reafirmándose en la verticalidad de la vida: “De la raíz al cielo / ascienden las preguntas / y en savia las palabras / se vuelven a la tierra / Y fecundan los páramos hambrientos / y determinan geografías cultivadas”.

Gracias Julio, por este regalo de Navidad. Gracias amigo.


.




 

4 comentarios:

Julio dijo...

El regalo son para mí tus palabras, amigo mío. Hemos transitado juntos un buen trecho de versos e ilusiones, y espero seguir en esta senda disfrutando y aprendiendo de tu compañía. Un abrazo. Salud.

Alonso De Molina dijo...

gracias por el regalo, enorme como tu persona, versos, de verdad, para tenerlos cerca y disfrutarlos.

Fuerte abrazo Julio, felices fiestas de Navidad y otro abrazo fuerte para Agurtzane de quien guardamos tambien un entrañable recuerdo!

ADm

Vicente Antón Vives dijo...

Mi enhorabuena, Julio. Voy a por el. Siempre me ha encantado tu forma de escribir. Poetas como tú, siempre son necesarios.

Julio dijo...

Te agradezco mucho el interés mostrado por esta obra "Testimonio de la desnudez", Vicente. Y me alegra el concepto que tienes sobre mí como persona y como poeta.
Además de este libro, en Ediciones Vitruvio se publicó en septiembre de 2016 el que titulé "Lucernarios" (o acerca de la luz por la poesía) y del que estoy haciendo todavía presentaciones allá donde me dejan o llaman.
Un abrazo en la libertad y la poesía.
Salud.