jueves, 5 de marzo de 2015

Leopoldo María Panero. Primer Aniversario de su huída



"Hembra que entre mis muslos callabas
de todos los favores que pude prometerte
te debo la locura".


5 marzo 2015
Primer Aniversario de la huída de Leopoldo María Panero

Selección de Poemas Recordando a Panero.
Te mataré mañana cuando la luna salga
y el primer somormujo me diga su palabra
te mataré mañana poco antes del alba
cuando estés en el lecho, perdida entre los sueños
y será como cópula o semen en los labios
como beso o abrazo, o como acción de gracias
te mataré mañana cuando la luna salga
y el primer somormujo me diga su palabra
y en el pico me traiga la orden de tu muerte
que será como beso o como acción de gracias
o como una oración porque el día no salga
te mataré mañana cuando la luna salga
y ladre el tercer perro en la hora novena
en el décimo árbol sin hojas ya ni savia
que nadie sabe ya por qué está en pie en la tierra
te mataré mañana cuando caiga la hoja
decimotercera al suelo de miseria
y serás tú una hoja o algún tordo pálido
que vuelve en el secreto remoto de la tarde
te mataré mañana, y pedirás perdón
por esa carne obscena, por ese sexo oscuro
que va a tener por falo el brillo de este hierro
que va a tener por beso el sepulcro, el olvido
te mataré mañana cuando la luna salga
y verás cómo eres de bella cuando muerta
toda llena de flores, y los brazos cruzados
y los labios cerrados como cuando rezabas
o cuando me implorabas otra vez la palabra
te mataré mañana cuando la luna salga,
y así desde aquel cielo que dicen las leyendas
pedirás ya mañana por mí y mi salvación
te mataré mañana cuando la luna salga
cuando veas a un ángel armado de una daga
desnudo y en silencio frente a tu cama pálida
te mataré mañana y verás que eyaculas
cuando pase aquel frío por entre tus dos piernas
te mataré mañana cuando la luna salga
te mataré mañana y amaré tu fantasma
y correré a tu tumba las noches en que ardan
de nuevo en ese falo tembloroso que tengo
los ensueños del sexo, los misterios del semen
y será así tu lápida para mí el primer lecho
para soñar con dioses, y árboles, y madres
para jugar también con los dados de noche
te mataré mañana cuando la luna salga
y el primer somormujo me diga su palabra.
De: “El último hombre” – 1984


LA LLEGADA DEL IMPOSTOR FINGIÉNDOSE LEOPOLDO MARÍA PANERO
Al amanecer, cuando las mujeres comían fresas crudas, alguien llamó a mi puerta diciendo ser y llamarse Leopoldo María Panero. Sin embargo, su falta de entereza al representar el papel, sus abundantes silencios, sus equivocaciones al recordar frases célebres, su embarazo cuando le obligué a recitar a Pound, y finalmente lo poco gracioso de sus gracias, me convencieron de que se trataba de un impostor. Inmediatamente, hice venir a los soldados: al amanecer del día siguiente, cuando los hombres comían pescado congelado, y en presencia de todo el regimiento, le fueron arrancados sus galones, su cremallera, y arrojado a la basura su lápiz de labios, para ser fusilado poco después. Así terminó el hombre que se fingía Leopoldo María Panero.


HIMNO A SATÁN
Sólo la nieve sabe la grandeza del lobo la
grandeza de Satán vencedor de la piedra
desnuda de la piedra desnuda que amenaza al hombre
y que invoca en vano a Satán señor
del verso, de ese agujero en la página por
donde la realidad cae como agua muerta.


HIMNO A SATAN (2.ª versión)
La grandeza del lobo no es penumbra ni aire es
sólo el fulgor de una sombra de un animal
herido en el jardín de noche, mientras
tú lloras como en el jardín un
animal herido.


HIMNO A SATAN (3.ª versión)
Los perros invaden el cementerio y el hombre
sonríe, extrañado ante el misterio
del lobo y los perros invaden la calle y en sus
dientes brilla la luna pero ni tú ni nadie,
hombre muerto espectro del cementerio sabrá
acercarse mañana ni nunca al misterio del
lobo.


.

 

4 comentarios:

Julio dijo...

Siempre me estremece el reencuentro con la figura de este poeta de la saga de los Panero de Astorga. Todavía tengo muy presente la película o docudrama "El desencanto" de Chávarri sobre la familia. Muy oportuna reseña, Alonso.
Salud.

Carmen Troncoso dijo...

Excelente blog, un abrazo desde Chile!

Alonso De Molina dijo...

Fuerte abrazo Julio. Tuve la oportunidad de conocer a Leopoldo hace años en recital en Almeria, su presencia molestaba y entusiasmaba casi a partes iguales, a nadie dejaba indiferente el poeta.

Alonso De Molina dijo...

Carmen celebro tu visita, fuerte abrazo desde el sur de España