miércoles, 3 de octubre de 2012

El zen de las macetas. Fragmento




De nuevo en mi pulgar late tu boca,
más allá de mis alas y tus aguas
se propaga el rocío que multiplica
un ramal, un silencio que acrecienta
ligeramente el polvo de los huesos;
regálame el abrazo que provoca
el canto de la flor y la hojarasca
donde el árbol levanta sus campanas.



El zen de las macetas
Fragmento
Imagen del mismo autor. Viena 2010.

2 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge Ampuero dijo...

Logrados versos.

Saludos ;-)