sábado, 31 de marzo de 2012

HUELGA GENERAL DEL 29 DE MARZO

“Yo soy un hombre sincero
de donde crece la palma,
y antes de morirme quiero
echar mis versos del alma.”

Versos sencillos (1891)
José Martí

(nació en La Habana, Cuba en 1853
murió en combate en 1895)



A LOS ACAMPADOS DE LA PLAZA DE LOS FUEROS (de Estella-Lizarra)


Son estos “versos sencillos”,
mas los dicta mi razón,
salen de mi corazón
en esta jaula de grillos.
Que grillos son los que dicen
tantas mentiras falaces,
“que lo que dices, no haces”,
y la injusticia bendicen.
Nos quieren hacer creer
que somos los responsables,
y los únicos culpables
de esta recesión tan cruel.
Nos quieren hacer creer
que si somos más sumisos,
trabajarán nuestros hijos,
y podrán todos comer.
Nos quieren hacer creer,
que el pastel debe crecer
para que todos comamos,
más en los tiempos que estamos
eso no va a suceder.
Para que haya crecimiento
más petróleo es necesario,
y el que va a salir a diario
ya inició el decrecimiento.
El pastel va a decrecer,
de eso ya no cabe duda,
la realidad es tozuda,
aunque no la quieran ver.
Hay que cambiar el reparto
que hacemos de la riqueza:
eliminar la pobreza
ese va a ser nuestro parto.
Esa nueva sociedad,
que es necesario crear,
la tenemos que alumbrar
con paz, solidaridad…
La fuerza es nuestra razón,
las palabras nuestras balas,
que en lo más hondo se clavan
si salen del corazón.
Hagamos oídos sordos
a esos cantos de sirenas
que quieren ahogar las penas
y encumbrar a los más “gordos”.
Esta salvaje reforma,
es su medicina infame,
ya es hora que el pueblo clame
y que seamos su horma.
Juntemos pues nuestras manos
y juntos, todos luchemos,
porque juntos venceremos,
todos juntos, como hermanos.

Estella-Lizarra, a 27 de marzo de 2012


La acampada fue desalojada a las 3:15 del día 27/3/2012, sin más razones, por las fuerzas de la Guardia Civil. Esto me obligó a escribir la siguiente POST- DATA:

POST DATA:
Pasada la medianoche,
tres horas largas pasadas,
embozados en el verde,
los civiles avanzaban.
Los acampados dormían,
otros despiertos, velaban,
sentados en una silla,
en silencio meditaban,
y en internet escribían,
las proclamas de mañana.
Los pasos de los civiles
en la plaza resonaban
como antes los de los grises:
los fueros pisoteaban.
"¡Desalojen! ¡Desalojen!"
¡Qué del amo es esta Plaza!
¡Qué ésta Plaza no es de Fueros!
¡Qué no hay Fueros, ni patrañas!
¡Qué nuestras son las razones!
¿No las veis en las culatas?
Pasada la medianoche,
desalojaron la Plaza.
Pero no, vuestras ideas,
que éstas ¡bien vivas aguantan!
¡Qué cuanto más os las pisen,
más crecen en las entrañas!
Y nunca conseguirán,
de las entrañas sacarlas…
Pasada la medianoche,
Estella dormía en calma.
Pero arraigó la semilla,
y la chispa se hizo llama,
y más pronto que más tarde,
incendiará la montaña.
Estella-Lizarra, a las 15:30, del 27 de marzo de 2012


AMADEUS

2 comentarios:

Azurness dijo...

"La fuerza es nuestra razón,
las palabras nuestras balas,
que en lo más hondo se clavan
si salen del corazón."
Estos poemas me ha llegado al alma...

AMADEUS dijo...

Si te han llegado al alma, Azurness, me siento feliz...

¿Qué más puedo pedir y desear?

Solidaridad, Salud y Salu2,

AMADEUS