lunes, 7 de febrero de 2011

Breve antologìa de RAFAEL MERIDA CRUZ-LASCANO

Reseña biográfica de Rafael Mérida Cruz-Lascano
Escritor, Poeta, Periodista e Historiador guatemalteco nacido en la ciudad de Guatemala en 1938. Periodista de la Escuela Centroamericana de Periodismo, adscrita a la Universidad De San Carlos de Guatemala. y ejerció como profesor. Formó parte del grupo literario “Arcón de Poesía”, fue director de la revista (1969’-1972) Flores de Amatitlán.

Presidente –delegación Guatemala- Relaciones Culturales. De la Sociedad Venezolana de las Artes y las Letras, Internacional. VENEZUELA.
Presidente –delegación Guatemala- Relaciones Culturales. “Unión Hispanoamericana de Escritores” PERÚ.
Presidente -delegación Guatemala- de la “SOCIEDAD LATINOAMERICANA DE ESCRITORES”, ITALIA.
Fundador (1989) del “Circulo Cultural de Poetas Latinos.” Valley Glen CA USA

Periodista certificado, corresponsal de:
“La Voz de la palabra Escrita Internacional” Reg. No. 00084. ESPAÑA
“Prensamerica Internacional” Reg. No. 292-775 G. COSTA RICA
Red Cultural del Centro Histórico de Guatemala.
Vida Diplomática. Guatemala.

Editor de sus libros, en forma artesanal: "Ensayos de un poeta", poemario breve; "El canto de Minerva": Antológico; "Florilegio de la poesía para todos": florilegio poético… Debido a que este libro se hizo muy extenso se formó la colección "Poetas Latinos"; POETAS LATINOS, integrado por:"Sonetos". "Biografías de Poetas". "Grandes poetas". De todo el mundo castellano; "Versificación poética"; "Pareados". "Tercetos". "Cuartetos, "Quintetos y sextetos". "Combinación Estrófica"."Soledades"; "Poemas breves";"Poental", todo dirigido hacia el poeta... la poesía; "Mujer, Madre. Amiga..." compilación de poemas dedicados a la mujer; "Poetas Latinos", una breve colección de poesía libre. Tiene la ilusión de llegar a hacer un libro "Léxico poético Castellano" compendio de palabras culteranas, será una leve ayuda para el poeta. Genealogía, (Heráldica de la familia Mérida de León).-"Mis Sonetos" que es una compilación de sonetos de su autoría (75 páginas)."Historia de la Marimba"; "Historia de Amatitlán"; "Guatemala... mi historia". Libro que narra a manera de cuento, la historia política, geológica y social de Guatemala. "Al margen de la Herencia". Personajes de la Historia de Guatemala. Y aun se trabaja en la novela “AL Margen de la Herencia”

Ha recibido innumerables reconocimientos y galardonado con importantes premios, entre los más resientes, se destacan: Premio Internacional de Poesía, “EL TURPIAL DE ORO” Enero 2009 (Primer lugar) en el Concurso “Miguel Otero Silva “Promovido por la Sociedad Venezolana de las Artes y Las Letras. VENEZUELA.
Reconocimiento “HOMBRE DE MAÍZ” 2009, otorgado por “RED DEL CENTRO HISTORICO CULTURAL DE CUATEMALA, por el dramaturgo Augusto César Chupina” y adscrito a la Universidad de San Carlos de Guatemala.
Premio Internacional de Poesía “POETA IBEROAMERICANO, Octubre 2010 (Primer lugar) promovido el poeta Fabio A. Pabón M. En la página universal “Los Poetas de Iberoamérica” San Francisco CA, USA.- Coincidiendo con el reconocimiento recibido por el día del Poeta Virtual. ©

Musa: El abrazo de las musas
Soneto: Tríptico a las rosas
Epistolar: Carta a Margarita (Vida después de la muerte y Poetas Peruanos.)=
Octavas: Mi existencia
Redondillas: La marimba
Sonatina: Serenata con chirimía
Cantiga: Cantiga a Livier
Acróstico: Coloquio=
Ovillejo: A Miguel Ángel Asturias
Ovillejo: A Luis Cardoza y Aragón
Ovillejo: A Domingo Estrada
Oda: Flor de soledad
Épico lírico: Retrato



MUSA: EL ABRAZO DE LAS MUSAS

Quiero entonar un himno convincente
a la Troya, la del poder hipnótico,
con trompetas y Aulo sonoro, olímpico,
arrullando a los astros vanamente.

Que mi rapsoda sea un canto Homérico
a las novias de Dioses inmortales,
con Calíope, Clío, suenan los timbales
para iniciar el ouroboro histórico.

Con Epullión de Euterpe sobresales
papiro en mano nos ofreces Gloria,
enarbolando flauta de victoria;
con Terpsícore y Melpómene… sales
a Erato ceñir con rosas sensuales;
El grande canto de Polimnia es mímica;
la de Talía es la cómica y biofílica,
Urania y Lesbos cantan a la luna
pues las musas traen en su pluma…
"La poesía arcaica, lírica y épica".
Rafael Mérida Cruz-Lascano





SONETO: TRÍPTICO A LAS ROSAS


I

Rosa Silvia, campirana
bailas cuando duerme el río
toda cubierta en rocío
sabia, alegras la mañana

Intuí la primavera
donde tu imperio reposa
en sinfonía recelosa
a tu antojo y tu manera,

dibujé ese color tuyo,
tus tallos llené de besos
con los reflejos de armiño

grabé de ti, en el cocuyo,
en amusos y embelesos.
La rosa es amor... cariño.


II

Te entrego una rosa roja
para decirte que te amo,
para agradecerte, un ramo
con miel, brote de tu hoja.

Inocente blanca rosa
mi embriagante blanca amiga
tu vegetal trova obliga
cantar tu color en prosa.

Amarilla es, felicidad.
Rosada, de gratitud.
Crema, pureza, virtud.

expreso con sinceridad
Botón blanco es, juventud.
Siempre Azul es de salud.


III

Rosas son multicolores
iluminadas de son
de las rosas el blasón
para sorber los amores

Los rozados resplandores
en cada uno, una razón,
adornan con oración
a los glaucos ruiseñores.

Ven conmigo diosa azul
y tu tallo sobre caterva
vestirá aroma de tul.

brote de verdor conserva
en rondas por el Pirúl
de la mano de Minerva.

Rafael Mérida Cruz-Lascano

Epistolar: “Carta a Margarita” con…
Soneto dúplex, Vida después de la muerte.
Y Soneto, Poetas Peruanos.

Poesía Epistolar
CARTA A MARGARITA
A: Margarita Franco Poetisa peruana

Perdón Margarita, hace tiempo que no te escribo
y no sé siquiera si ésta pueda ser respuesta,
recordé de repente mientras hacía la siesta
—van ya muchos años— que no platico contigo.

Ya muchos años de mi voluntario destierro
buscando que mi soledad me lleve a mí mismo,
y caminando solo, al salir del paroxismo
haladas mariposas me den paz en mi encierro.

Qué te diré ahora?
Que aún me ciega el brillo de tu carta,
En que me confías futuras dicciones,
Que añoras paz, sueño de millones
Y deseas que todo el mundo la comparta.

Te agradezco también sinceramente
tu regalo de excelentes instrucciones,
de sorber de otros poetas la luz de sus canciones
y esa raíz sea reflejada en mi propia frente.

Yo sé que mi prosa nunca ha sido florida
y que inmerecidamente yo me digo poeta,
mi vida loca ha sido siempre de ruleta
pero allí verás tú la historia de mi vida.

Hoy al encontrar tu poesía visual ¡OH suerte!
que había quedado dentro de un montón de historia
en un volcán de tiempo que saqué de mi memoria,
de años pasados —un parpadeo—… cuando la muerte.

Veo cómo tu honesta curiosidad se desata:
¿que pasó? Me preguntas no con indiferencia.
te responderé con justicia y conciencia
pero solamente, como lo hace un poeta.

Enlazando verbos y una a una cada sílaba
abriendo los ojos a la vida obsidiana,
enhebrando cada emoción temprana
y plasmar la agonía que de la pluma brotaba.


VIDA… DESPUÉS DE LA MUERTE

I "Muerte

Un día tranquilo y tras la faena,
camino solitario y satisfecho,
voy rumbo al hogar con el honor hecho
a mi himno... fuera de mística pena.

Entrada ya la noche y de la sombra,
un rayo de luz veo, y con el batallo,
a su trueno duermo en mortal desmayo
y al rodar —la banqueta— fue mi alfombra.

Me sumerjo en desgarrador instante
oyendo liras entre efluvia brisa
y una transparencia veo delante.

Se fue borrando, apagando mi riza,
ya sin plegarias, me abrazó la muerte,
aspiró profundo... y se fue indecisa.



II Vida

¡Un disparo en el corazón! — ya es mío—
dice la muerte... y vio que le cubrían
velaron, sollozaron, no dormían.
y no dejaron solo al cuerpo frío.

Los cuatro cirios no ardieron su luz
cuando el rígido cuerpo recibieron;
"ya falleció" dicen quienes le vieron,
que fijamente, veía la cruz.

Diecisiete días !capilla ardiente!
¡vi de nuevo! la risa de los míos,
¿Si creo en los milagros?, no pregunte.

Con la calma imprecisa de los ríos,
ligera, leve, voluble, se siente
cómo vuelvo vivo, de mis desvíos.

¡Pero ya está bien! Siento, en esta noche galana
algo que aún no he dicho y que quiero decir,
en mis manos descansa el libro que acabo de abrir
y me permite conocer el alma peruana.

Quien dijo, que el alma del poeta no se comprende:
¡mintió! Yo a otros poetas un saludo envío,
no te rías, Margarita, esto no es desvarío
que a Ruiz de Castilla y Dania Blanes se extiende.

No oculto mi deseo de conocer sus versos
Y que de alegría llenen mi reposado existir,
Les escribo para que me puedan sentir
Y en este intercambio conozcan mis pasos.

No nace el ave —con plumas— para poder volar?
Será acaso justicia y razón negar la libertad?
¡ahora es común que muera el que dice verdad!
No es necesario para el sacrificio un altar?


"POETAS PERUANOS"

José Santos Chocano, nació En la Aldea
con Oro de Indias y Sangre Americana
con café y tabaco y caña peruana,
y su Nostalgia canta al sol en donde sea.

Felipe Sassone, recuerda y canta
su pena en La Aventura que no fue,
la vida —dice— combatiendo pasé
y el morir batallando, ya no le espanta.

Cesar Vallejo, no sucumbe. Lo niego;
iluminó Paris un jueves de otoño
con Los heraldos negros, dijo Diego.

José María Eguren, Mágico Sueño
va con La niña de la lámpara azul,
Simbólicas, sombras, garúa de armiño.

Rafael Mérida Cruz-Lascano


OCTAVAS: MI EXISTENCIA
De mi alma con su tonada,
es la vida siempre un reto,
para cantar un soneto...
por el que fue y no fue nada.
Quisiera darte mi canto
con la cítara viajera,
amada flor, flor primera,
de venatus ornamento.


Espejo del alma mustia,
¿te pregunto, será cierto
que la noche bebe mi ostia
y sólo me trae angustia?
Esperaré por diciembre
para desgranar su frío,
escapando su albedrío
en el ensueño del hombre.


Su rostro desnudo y triste,
presencia de cementerio,
su mente en sutil delirio
y su risa, ya no existe,
le digo adiós; —luego espero—
con vago rezo votivo:
Soy el hombre que no vivo
y de cierto. ¡Aún no muero!
Rafael Mérida Cruz-Lascano

REDONDILLAS: LA MARIMBA
Gime tu nota, mi lira
tiene aroma de madera,
en tu son mi sangre delira
como eterna primavera,
¡de la tierra platanera!

Une tu fuerza a mi duelo
con tu ritmo misterioso,
en sonoro eco de cielo
peregrino y melodioso,
¡Y su tañido es precioso!

Alma indígena y fecunda
cuna—Quetzal: El Laúd
lleva alegría o profunda
melancolía de ataúd,
¡por la marimba, salud!

Tú, la de luz golondrina
iluminas los güisquiles
y toda casta chapina
alfombra de güipiles,
¡de los Mayas y Pipiles!

Eres el pan de justicia
sonar de hormigo, el origen
marimbero y la delicia
de tu registro aborigen,
¡que por tu trino te eligen!

Más allá de ser humana
sinfonía, en sus abrazos
que la música emana…
al esa alma hace pedazos,
¡o ilumina sus ojazos!

Amo bañarme en tu arroyo;
soñar tu épico teclado
monorrimo grito yoyo,
del sonido derramado,
¡al oírla…yo he llorado!

Le he mirado en sus ojos
alegría de chirimía
vibrar, y con sus antojos
hacer, la marimba, mía,
¡mágica melancolía!

Amas duerma entre tu arrullo
de música y violineta
y me duermo en tu murmullo
que inunda todo el planeta
¡quizás, porque soy poeta!
Rafael Mérida Cruz-Lascano




SONATINA: SERENATA CON CHIRIMÍA
¡Salud! "Quinceañera"
no valga ni presencia ni palabra,
si no que el verso con
la ternura, creación para esta obra.
Celebras de octubre, quince brisas
¡Preludio de miel y áureas sonrisas!

¡Felices Serenatas!
Te traen, las morenas golondrinas,
con musical gorjeo…
Al compás de una coplas muy chapinas,
de chirimía, tum, flauta y marimba,
que con altas notas, mágicas, cimbra.


"CONCHITA" princesa en,
garbo de Monja—blanca, Sonatina,
con alma soñadora
llevas orgullosa, casta latina,
madrigal que cual bruñida campana
hace tañer tu sangre castellana.

SONIA de cristalinos
pensamientos, que juegan, en la fuente,
de dulce alejandrina
con sólo resplandor, de adolescente,
hechizas a los días del colegio
derrochando risas, con sortilegio.


Sola inspiras al mar,
el sentir alegría del hermano,
eres dueña de ensueños,
—Castalia— eres envidia del bravo océano,
suben y bajan felices las horas
en borrachas olas patinadoras.


¡MINERVA SALUDA!
con mejor sinfonía de Pandora,
prisión de pensamientos,
del lisonjero insomnio que enamora…
cual gaviota que se levanta en vuelo
en busca de abiertas flores de cielo.


Saludos y alegría,
fusiones de aromas, un solo ser,
chiquilla de faz, pura,
con el embrujo de un amanecer;
elevando tu fuerza soberana,
hasta, el alegre sol de la mañana.


Tiene: Heráldica frente,
ceñida, con nardo, aviso de gloria.
De: Púdica mejilla,
huele a manzano… ojos de historia,
cutis de fresa, linfa recelosa,
y de ondulada cabellera hermosa.


Con su figura erguida,
presume, frente al espejo de cielo,
su reflejo sereno
enciende su primaveral anhelo;
en su cristal, se ve, por cuatro lados,
y con la diestra, alisa sus rizados.


"Bello" adornado traje
sus vuelos llevan la luz de una estrella,
dignas de su ternura,
por ser de entre las rosas, la más bella,
Por damas lleva cien mil tulipanes,
—soberbios— al par van los chambelanes.


Nacisteis con embrujo
de eterna primavera, que bañando,
tu preciosa escultura,
despierta a todos los astros cantando,
con la madreselva, que sube a gatas,
y a tu ventana, lleva serenatas.


Presencia transparente
—nacimiento— capullo de verano,
de caminar tranquilo,
con la dicha que llevas en la mano,
pasas a ser historia de una fecha…
al iniciar el diario de muchacha.
Rafael Mérida Cruz-Lascano


CANTIGA: “CANTIGA A LIVIER”
A Helga Livier Salina Mérida
Despierta que hoy es tu día
alegre el cielo engalana,
encendida de alegría
tierra norteamericana.
Tú eres toda la poesía
igual que eres mexicana,
Llevas la raza chapina
eres rosa alejandrina.

Eres un sueño, un suspiro,
para el suspiro un ensueño,
del edén eres respiro
respiro, leve, halagüeño.
Por donde quiera yo miro.
En tu rostro veo risueño
que llevas raza chapina,
que eres la rosa divina.

Flores, aroma e ilusión
adornan tus ojos bellos
con ritmo melodía y gracia
llevas dentro la canción
y opacas esos destellos,
todo tu ser acaricia
aroma de flor chapina
Eres norteamericana.

Traigo para ti un ramo
y una flecha primorosa
con la dicha muy celosa
Por agosto y su abundante flora
es que baña tu belleza la aurora,
con flechas de amor contento,
Hoy el día de tu nacimiento
plácida, clara, sonora.

Comenzó ya la alborada,
la fiesta que hoy te devora
por ser la más bailadora…
Llevas un exordio honesto
en tus pupilas y gesto,
transparente, definido
de un pasado ya dormido
de un presente muy despierto.

Límpida perla marina
polio de sol tú presumes
dones en ti muy comunes
en lírica sonatina,
sonatas alabastrina
lleva la alondra en su canto
por ser el día de tu santo
con coro de estudiantina.

Que seas feliz hoy y siempre,
siempre sea como hoy día,
alzando a Dios tu inquietud
con permanente alegría,
Helga Livier, nombre ilustre…
Como Dios quiere a sus hijos
Desea puedas con plenitud
realizar tu fantasía.

Rafael Mérida Cruz-Lascano
Agosto del 2005





ACRÓSTICO: "COLOQUIO"

A la escritora:
Dra. Mª Virginia Salvadó Cardoza

Mi divino misterio va primero
Allende mi lira, en boreal canto
Regala cantos, olivos, somero...
Inspirándose por no sé que santo,
A saludar al vate compañero.

Vemos en esta singular señora
Inspirar intelecto a poetisa.
Reviviendo su sueño de escritora
Gentilmente como una profetiza.
"Instinto gentil" !Así es la doctora!
Nunca su faz te niega una sonrisa.
Infanta que la realeza añora
A las flores, sonriendo mimetiza.

Sabréis mucho de esta mujer tan bella
!Ay!... y de suspiros y de embelezo
Lirio sensitivo. de GRANDE ALMA "ella"
Virginal encuentro de un solo beso
Ardiente, busca un amor peregrino
Donde pudiera encontrar su destino
O, el secreto de un amor en exceso.

Casi queda enmudecido el poeta
Al querer su nombre, hacer un poema,
Resistiose al mirarla tan discreta.
Dame !OH musa! a nuestra pluma una gema
O con ingenio, tomar del paraíso
Zumo de alborozos, y sin aviso
Acercarme a la estrella que me quema.

Rafael Mérida Cruz-Lascano

OVILLEJO: A LUIS CARDOZA ARAGÓN
¿Quien el vate que la poesía abraza?
Cardoza
¿Bajo qué —dice— todo es tornasol?
El Sol
¿De quién es la belleza del cuarzo?
De Marzo

Caminando como niño descalzo
lejos de cielo que añora volcanes
bordado vive en el alma y pañuelo.
Cardoza: El sol de Marzo.
Rafael Mérida Cruz-Lascano


OVILLEJO: A MIGUEL ÁNGEL ASTURIAS
¿Será, “Jeremías, el hombre aquel?
Miguel
¿O de un chirimoya ladino del bajel?
Ángel
Vendrá de hidalgas tierras, sin penurias?
Asturias

Mensajero luminoso
con manos de cien alondras.
Es el hombre de leyenda
Miguel Ángel Asturias.
Rafael Mérida Cruz-Lascano
Ovillejo A: Domingo Estrada
Quién por la literatura resucita?
El poeta
¿Cuál alborada visita el Flamingo?
Domingo
¿Cuál magna figura, glorió su entrada?
Estrada

Bañado de visos arrobadores
en trono de arcadia consagrativa.
Alta pluma, juicios universales
Poeta, Domingo Estrada.


Rafael Mérida Cruz-Lascano






ODA: FLOR DE SOLEDAD

Es la hoja, rama y espina
en tu intima ruta insomnio
el pensamiento en vigilia
embriagada de su pena
en el crepúsculo errante.

Flor de tiempo que devora
y tú sabes, y yo sé
que con hiedra sube errática
en torbellino de ensueños
cortejando sola la huella
cono maromas de horror.

Eres verdad, pensamiento,
desconsuelo de una pena
fúnebre abismo salobre,
miedo suspiro, eco etéreo
sueño de párvulo arcángel.

Trino acre vaho, de tierra
desnuda, rizo de fuego
ráfaga viento ambulante.

Tu fruto ácido es amargo,
di en un adiós de muerte
que tenéis la uva negra
del ramillete mas falso.

La erguida rama es estatua
Esa espiga tu alma espina
Como cuando la flor se abre,
con voz de estambre y sirena
tallas espíritu aurora.

rama, espina, hoja, semilla
tu raíz es de desaire
en mi pálida mejilla
¡Soledad, vienes del aire!




ÉPICO LÍRICO: "RETRATO"

Mi nacimiento y primeros años fue tormento
que sólo el amor de madre sabe mitigar.
Recuerdos vagos que tengo de mi amado hogar…
la amplia casa, tres patios, la higuera y el pimiento.

Entre jardines pasa mi niñez —¡ rememoro!—
nostálgica alegría, el calor de la familia,
el café de las cuatro y sombra de buganvilia;
fuente serena, en lustroso corredor, un loro.

“Oh, juventud divina” los escolares días
de bulliciosos descansos del recreo alegre;
cuando en navidades hacíamos el pesebre
hincados, entre regocijantes melodías.

Fui tocado por la piedad del mismo Dios vivo
y esa vocación me llevó años al seminario,
comprender, de cristo su agonía, su calvario,
pero no fui escogido, el mundo me hizo cautivo.

Ya el Señor me tenía dispuesto gran presente,
morenito, delgado y lejos de ser hermoso,
dispuso en mi camino al ser más cariñoso…
la mujer que cambiaría el mundo, mi horizonte.

Mi madre aun sufría ¡Mi padre había partido!
Con humildad la nueva hija se ganó el cariño
con dificultad, tropiezos pero como un niño.
Se comprendió que el hijo no se había perdido.

Nació el primer nieto, cambió todo el panorama
capilla iluminada de espirituales velas
de regocijo y contento llenó a las abuelas
que presumen heredada raza, nueva rama.

¡La familia crece! pasa el tiempo ufano, inerte,
verdugo tirano, himnodas gregoriano coro,
¡Juro! por haber escuchado el tropel sonoro,
puedo hablar de “La vida después de la muerte”


llevé en mano un estandarte, símbolo de viajes,
Después de pasar Centro América llegué a México
fueron muchos años toda una vida y es lógico,
llegamos a USA y se cerraron los equipajes.

Deberá agradecer de por vida al Soberano,
debo pregonar, de la manera más sincera,
cuidando mucho de la palabra lisonjera
que todo es de Dios, quién me transportó de la mano.

He visto que el tiempo terreno, he despilfarrado
solo quiero dejar “sueño de mi poseía”
oigo canción profana, comprendo en mi agonía,
que lo que he perdido, se, lo tengo bien ganado.

Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
”Hombre de Maíz” 200
Guatemala C.A.

1 comentario:

La Parada Poética dijo...

Estimados poetas, actualmente La Parada Poética (http://laparadapoetica.blogspot.com/) inicia una edición digital de poesía emergente en el mundo. Nos complacería contar con sus textos, junto con una reseña biográfica y una imagen que acompañará la publicación. El material podrá ser enviado a la siguiente dirección de correo electrónico: laparadapoetica@gmail.com.

Posteriormente, un Comité de Lectura seleccionará (20) veinte autores para la publicación de una Antología poética en la Ciudad de Caracas, Venezuela, previa autorización de los autores.