viernes, 19 de noviembre de 2010

PÁJAROS DE ALA INVERSA



¿Dónde está mi vida, di?
Pedro Salinas


Todo estuvo bien hasta que vi mis huellas.

Encontré el amor tendido en una estrella
que temblaba en la espera.

Con ternura dibujé en cada hoja de papel
una noche para poder soñar
y me comí el silencio.


Mónica López Bordón

2 comentarios:

Seroma dijo...

hermoso

razul dijo...

Siempre que descubrimos nuestras huellas, terminamos comiéndonos el silencio, como has terminado tu poema. Qué bien has expresado la diferencia entre sueño y realidad. Me ha gustado mucho.