jueves, 18 de marzo de 2010

Sueño XII

"Allí donde lo perfecto anida en la ceguera total
de nuestros cuerpos, allí te amo
."
M.O.Menassa.

Encriptados signos esperan en mi boca,
pesan los días, se vacían de luz.
En aquel tiempo
no precisábamos de confort
ni itinerarios,
encaramados al viento
retamos a cielo descubierto
un cuerpo para nunca pisar tierra
un cuerpo amenazado por los frutos del tedio.

Imposible quedar intactos
quedar en un vuelo rasante sin desplomarnos.

Hoy, es un encriptado signo que espera
a descifrarse en la caída de tu cuerpo.

Elena Conchello.

2 comentarios:

casa da poesia dijo...

...qué es poesia?!...

salud!

Jesus Gutierrez Pascual dijo...

"EL PASADO SIEMPRE VUELVE".

"DEL PASADO AL PRESENTE".

"En una "concha" encerrada;
lo gritan los argentinos,
es verdadera burrada...
Con un "nombre" tan divino.

"Por un beso en tu boca;
por un suspiro de amores,
te volverías medio loca...
Tratándote los dolores.

Aún recuerdo aquel verano;
cuando conocí a tu novio,
se que no era veterano...
Tampoco era un Tenorio.

Teníamos relaciones;
pero eso no importaba,
¿que más da las "presunciones"...
Tu decías...no hace "nada".

Yo no quería una boda;
ni creía en los papeles,
te quería para mi "sola"...
Y me quedé de pelele.

Aún recuerdo aquella noche;
en la cama de mi cuarto,
venias hermosa en tu coche...
Haciendo muy buen teatro.

Mi casa era modesta;
pero cuando tu llegabas,
vestida como princesa...
La casa se engalaba.

Tardabas casi un hora;
y te quedabas desnuda,
con turbante como mora...
Y no te quedabas muda.

Que placer en la ignorancia;
¡¡que pechos, vaya figura,
a mi lo que me hacia gracia...
Era tu pobre cultura.

No es que fuera "Honoris Causa";
pero sin tener fortuna,
la lectura no me cansa...
Para mi no era tortura.

Te escribía buenas cartas;
incluso con poesías,
pero no veía tu casta...
Siempre estando en rebeldía.

Pero dejemos de lado;
estas críticas adversas,
me dejasteis tan helado...
Que no fue una gran sorpresa.

Me despedías de buen grado;
que te casabas en noviembre,
en este tiempo has logrado...
Que mi amor sea diferente.

Tus labios como un rubí;
y tus trenzas son de oro,
presencia de "querubín"...
Pero hablas más que un loro.

Yo hablando soy escueto;
me deprime charlar tanto.
me he quedado en esqueleto...
No soy esclavo de Santos.

Sigues siendo muy hermosa;
cumplidos cuarenta años,
eres guapa y muy preciosa...
Pero me haces mucho daño.

Que feliz en aquel tiempo;
cuando cumplimos los veinte,
yo tenia remordimientos...
Y te casastes con Vicente.

¡¡Ay Juaquina de mi Alma;
que nombrecito de marras,
hay que tener mucha calma...
Ser más fina y no tan guarra.

Perdona que sea un grosero;
que te degrade en tu nombre,
no tuvistes un negrero...
Aunque no fuera un gran hombre.

De tus labios la sonrisa;
la paz de tu lengua mana,
más pareces una corista...
Con sus pechos y grandes mamas.

Ligera como la brisa;
con un cuerpo esplendoroso,
me desnudo y te doy risa...
Para mi es doloroso.

Suelta tu negra melena;
acercate ahora sin miedo,
contempla la Luna llena...
Y veré si estás mintiendo.

Recuerdo tu boda en blanco;
velos de seda y corpiño,
con unos tacones altos...
Tu novio como un chiquillo.

Vives como una sultana;
pero poniendo los cuernos,
trabajando de fulana...
Entregando bien tu cuerpo.

A ganado tu belleza;
pero eres muy mezquina,
eres pendón con destreza...
Aunque te llames Juaquina.

Reconozco y con las dudas;
que has ganado la batalla,
que la peras son maduras...
Quien no las corta las "talla".

Como soy igual que tu;
y me importa todo un bledo,
no te digo tururú,
trabajo de camarero.

Somos Almas del demonio;
conciencias que son gemelas,
tu Juaquina y yo de Antonio...
Con este gran frío que pela.

¿Si trabajamos los dos;
comeremos en la semana,
en Sevilla y Badajoz...
Aunque seas de "Dos Hermanas".

Esta es la historia Señores;
mejor dicho Señoritas,
con este "bicho"...bemoles...
Lo que se da no se quita".

"Guti".

¡¡Nada,nada,nada,nada,naaaaaaaaaaaaa