martes, 19 de enero de 2010

Se fue un poeta, regresa un ajuntaletras

No hace mucho, en este rincón sembrado por Alonso de Molina, participé con unos cuantos poemas extraídos de los pocos que voy pariendo, muy de vez en cuando; entonces me creía poeta.

Pero en una buena hora entendí que poesía no es escribir poemas, el poeta trabaja cuando mira más allá. Es ver y entender el mundo que nos rodea; saber extraerlo, comprimirlo en palabras que, juntadas en un baile de versos en rima, movilizan algo que está más allá de la razón.

Y en un arranque de rabia por mi falta de vista, por mi ceguera iletrada, deshice mi participación en este rincón. Zarandeé mis estrofas hasta que cayeron de esta barcaza y me tiré por la borda sin decir adiós. Muchos meses después, regreso, tras coincidir de nuevo, en nuevo puerto, pidiendo permiso a nuestro capitán para subir a bordo con la única intención de pasar la bayeta por la cubierta, que un intencionado poeta, rodilla en tierra, no hunde su orgullo, ve más cerca la madera del barco.

Así que, se fue un poeta, un poeta que no dijo adiós. Regresa un ajuntaletras, con permiso de los maestros, de los que leen, de los que saben y de los que entienden. A hurtadillas, de tapadillo, robando un rincón, robando unos segundos de lectura. Con tu permiso haré locuras con las palabras, rimarán a la fuerza mis versos, resoplarán duros y áridos mis pretendidos poemas... pero, en algún momento, muy de vez en cuando, como una cosa rara, podré sacar algo de ese fondo oscuro, unas pocas palabras, que merecerán sobrevivir a éste que ahora les acompaña, escribe y se confiesa impúdicamente.

(Con este pequeño relato-confesión saludo a los que me leyeron en su momento, doy las gracias por sus comentarios pasados y doy las gracias, de nuevo, a Alonso de Molina, por re-invitar en este re-inventado.)

(Pintura superior de
Augusto Metztli, publicada en su blog Todo lo demás que no ves.)

4 comentarios:

Laura Gómez Recas dijo...

Bienvenido, bienhallado...

Está bien que uno se replantee a sí mismo en ocasiones, que nos cuestionemos, que nos enmendemos...
Lo bueno de esto es que tu crisis ha acabado dirigiéndote otra vez aquí.

Un abrazo,
Laura

Lely Vehuel dijo...

Llego de paso, por este tú sitio que me hace sentir muy bien, me encuentro cómodo de visitarte, Este lugar tiene una buena vibración, te seguiré y demás esta decir que te espero por el mío, hasta pronto.

antonietta valentina bustamante dijo...

Me parece maravilloso que regreses. uando uno decide escribir "versitos" por algo es. Así que no los dejes, llévalos al papel.

Un abrazo

Antonietta Valentina

Alonso de Molina dijo...

Angel, como dice Laura: bien regresado, que la inspiracion nunca te abandone querido amigo, escribe siempre

te mando un fuerte abrazo

.