sábado, 19 de septiembre de 2009

RESURRECCIÓN

.




Cuando caen los nidos de los árboles,
la brisa fresca atrae insectos,
un aroma a piel invade el aire
y la luz estalla en las pupilas.
Nadie diría que ayer
todo parecía muerto a los ojos,
el día era siempre gris
y los cirros amenazaban lluvia.
Nada hacía presagiar
el final de la derrota,
y sin embargo,
hay días que parecen perlas.
.

3 comentarios:

Montxu dijo...

me gustó mucho.


Agur un saludo.

Leni dijo...

"días que parecen perlas"
Aunque...

Vivir y renacer.
Muy hermoso.
Un abrazo

Laura Gómez Recas dijo...

"el final de la derrota". La perla es vivirlo.
Un abrazo,
Laura