sábado, 22 de agosto de 2009

Sonrie




A ti, que andastes por la vida, que anduvistes trabajando,
luchando y soñando por los momentos ya vividos.

Hoy te asomas a tu ventana, sales al balcón, miras las
huellas que dejastes en el camino y a otros que pisan por
donde pisastes ayer tú.

Hoy tus piernas flaquean y tus fuerzas, pero tu alma
engrandecida se prepara para tomar otro rumbo.

Mañana el canto que brindastes a la vida se oirá, hoy, hay
demasiado ruido y tu voz apenas se escucha.

Mañana cantaran por tí, hoy tu calma te sonrie, mañana
te sentirás luz. Tu brillo calentará e iluminará ha aquellos
en los que depositasteis todo tu amor.

Mañana serás amor, hoy eres, y mañana seguirás siendo
tú.

Sonríe
La experiencia de la vida la llevas en tu mirada y en tu
corazón, la carga en tus pasos cansados, pero tu alma
se encuentra más cerca del Sol.


Maria Amparo Iñiguez Puche



3 comentarios:

amor que soy dijo...

que el alma se engrandezca corrección a corrección

Angus dijo...

Bello poema. Me gusta.

Alejandra Menassa dijo...

El último verso sublime, una hermosa manera de decir que se acerca la muerte, pero que cuanto más se acerca más llena está la vida de vida.
Un beso Maria Amparo