viernes, 12 de junio de 2009

Me nombro en los abismos que me miran y llaman







"Cuando miras al abismo, el abismo también te mira a ti"
-Friederich Nietzsche-



No es difícil perder, frustrarse ante uno mismo,
verter dudas y miedos haciendo brotar
la realidad que encierran tantísimas entregas.

De haber pintado espacios de mejillas audaces,
sentirse, de lo estéril, eco yermo y baldío,
como una bruma empotrada en los ojos
de un cielo enrojecido que silba a los arcanos.


(Ese frescor de brazos blandos y amor exiguo que fueron los fragmentos. Asimétricos ritmos pactando el si bemol que destruyera el ego, la notación que asesinara al sí mismo en los soplos del otro. Exhibir el error que nos mantiene al mundo como una voz urdiéndose entre los hielos de un camino de tierra hendida en sus prejuicios, en sus roídas erosiones).


¡De tantas formas llama la caída al polvo
que un madre hastiada de metáforas muerde las monedas
corriendo a las alturas,
hacia aquel vuelo de horizontes blancos,
forzando los remiendos de la tierra
a la alquimia que alivie las jornadas!

(Usted ansió ser niño, ajustar en los viejos las conductas opacas. Se remangó la piel en alborozos evitando los juicios para no quebrantar sus impulsos, su leitmotiv, la aceptación de su vida; -cuanto lo envidio, de mayor probaré a seguir sus latidos; cuando los días me aparezcan amarillos seré un viejo malo, por cada poro esnifaré feromonas, me pondré hasta las patas con cien tragos de vodka y calavera aplaudiré obscenidades -no tan obscenas como Hiroshima, Nagasaki, Cisjordania, la Crisis Global, el desempleo-. Seré la lluvia ácida que consume los miembros; un reuma en los tejidos del alma-).


Hay carne,
labios, que fecundados en calles solitarias
se convierten al barro de las cansadas alas.

Sin soportar lo inerte, lo estático y pasmado,
me acreciento en los cambios
y agito cada hueso que la ciudad me ofrece;

ahora creo en mí,

me nombro en los abismos que me miran y llaman.


Escucha este poema en la voz del poeta mexicano Ricardo Serna; clic
.
©Alonso de Molina
Historias de cualquier otoño
.
Adicto a Lyric Storm
.
Imagen: Defeated by Diane Young
.

8 comentarios:

Angel Cabrera dijo...

Estimado Alonso,

Me gustaría contactar contigo si es posible. Mi correo es angelcabrera arroba canarias punto com.

Un abrazo,

Angel C.
deversoenverso.es

Leni dijo...

Te mezclas a tí mismo con el mundo.
La frase que abre el poema lo fecunda en tu sentir.
Los abismos...

Momento de encuentro .
Con tu ser.

Los paréntesis son el hilo que te extrapola.

Alonso.

Beso

Alejandra Menassa dijo...

"Asimétricos ritmos pactando el si bemol que destruyera el ego, la notación que asesinara al sí mismo en los soplos del otro", y te confundes, Alonso con el mundo y renuncias a tí sin abandonarte, porque uno también está en el mundo. Me encantó (la foram alternante de poema, prosa poética, algo me desconcierta, pero creo que no me costará acostumbrarme)
Gracias
Un beso

Alonso de Molina dijo...

Gracias Angel

otro abrazo para ti

.

Alonso de Molina dijo...

si Leni, somos un coctel, de emociones, miedos, incertidumbres..
gracias amiga

un beso

Alonso de Molina dijo...

Alejandra,

mi intención era hacer poesía tambien en el texto en paréntesis, me falta oficio, siento no haberlo conseguido; tu comentario muy acertado, te lo agradezco mucho

un beso grande para ti

.

Laura Gómez Recas dijo...

Me he quedado muy impresionada. Es excesivo el contenido para entenderlo bien a la primera. Es mucho lo que hay dentro y lo mejor es la fuerza de tu palabra.
Una carga voltaica aromatiza el poema que, sí, creo que está acertado. No seas humilde. Sabes que te ha quedado que ni pintado. La ruptura formal también es importante y apunta al lector y no por eso deja de ser poesía.


Rompedor!!
Un abrazo de Laura.

Alonso de Molina dijo...

Laura, me gusta que me trates así, que me tires de las orejas, tienes razón, pero no basta que yo crea que me ha quedado de puta madre; debemos ser capaces de traspasar la barrera del lector, que entienda el enunciado, la forma y el modo; puedo asegurar que quise escribir poesía y que el texto que está entre las comillas, mantiene la misma forma que el resto pero sin pasar a la siguiente línea, cada verso mantiene su cesura interna aún ocupando todo el ancho del folio, no se si me explico; y por no explicarme bien, es por lo que suelo decir "me falta oficio", pues es nuestra obligación hacernos entender.

Un beso y gracias por tu paciencia y comprensión

.