miércoles, 10 de junio de 2009

Licántropo



Licántropo

Mi licántropo corazón no te deja de aullar
hinco el colmillo de sed en tu lunar
en el brote de aroma húmedo,
en la fuente rosa del temblor.

Por eso
el aullido licántropo del poeta.
mírame transformarme
en una bestia de cariñosa lengua,
en bestia erudita de placer.



Jorge Contreras Herrera
jorgiastico@hotmail.com

4 comentarios:

Alejandra Menassa dijo...

Buenísimo Jorge, un deseo lupino se mete en las entrañas del lector, por cierto, la foto es genial.
Un beso

Jorge dijo...

Gracias Alejandra, siempre es motivante recibir un comentario tuyo.
Un beso lupino

Laura Gómez Recas dijo...

Frenéticamente rico en imágenes. Y esa riqueza deriva en una vuluptuosa forma de sentir el acto de escribir y en un erotismo emergente que estalla al final del poema.

Me ha encantado. A Rubén Darío seguro que también le gustaría si pudiera leerlo.

Un beso.
Laura

Jorge dijo...

gracias Laura...
losp oemas eróticos son deliciosos leerlos en voz alta... escribirlos también se disfruta mucho...
un abrazo.