viernes, 19 de junio de 2009

La pasión también existe

Se solapan los sexos para dar paso a un
nuevo entremés de los sentidos.
Génesis de un instante que lo reinventa todo.

Nos fusionamos y mis palabras recorren tus partículas
y las expande.
Camino por ellas sin equilibrio....sin apenas tocarte...tan solo
buceo en tu sangre y me columpio en las costuras de
tu cadera,contrayendo los músculos que quieren escapar.
Te succiono los blancos y los rojos ...naranja que flota en la rama,
que endulza tu boca y amarga tus ganas.

Mejor luego...

Cuando el aperitivo sea necesidad y la necesidad hambre de cuerpos.
Instinto primitivo que se esconde en la cueva que un día abandonaron los prejuicios.
La pasión son los panales de tu enjambre... gemidos que rugen
en las fauces de un león huido ante una presa inalcanzable.

Después llegará todo...

Cuando apriete tus manos ...emanará lo indisoluble y un
infinito fulgor de cielo ante nosotros
acotará distancias.
Te inocularé de placer ante mis arcos.

Ya no querré marcharme de tu nombre...
Y tú me harás tuya tan solo con nombrarme.

Leni

4 comentarios:

Laura Gómez Recas dijo...

Leni, ya te dije en tu blog que el poema me gustó. La pasión devora, absorve, trepana... y esto es tan patente en el poema que cuando se lee casi se siente el mordisco y la humedad de la fusión.

Un beso.
Laura

DIAVOLO dijo...

Leni: me gusta, así de sencillo. Me gusta y no sé cómo comentarlo.

Besos.

Claire Deloupy dijo...

Gracias Leni...Me alegró haber vuelto y leerte. Ese "fulgor de cielo..." dice de lo indecible.
El final del poema "Ya no querré marcharme de tu nombre...
Y tú me harás tuya tan solo con nombrarme." da su amplitud humana al poema. un fuerte abrazo

Alonso de Molina dijo...

derroche de imágenes y de pasión, creces Leni, cada día.

Te felicito

.