viernes, 5 de junio de 2009

Como un dardo en pleno pecho

Así se han estrellado tus versos
como dardo o bala expansiva
aquí en mi pecho
es que me estrangula la infancia interrumpida
la mirada asesina depositada en criaturas inocentes

La misma bala fría que mata a un niño
en cualquier lugar de mi tierra finita

Aquí caen a diario los niños
los que habitan en los cerros minados de pobreza
que van de regreso de clases
(los que tienen suerte de tener escuela)
Y los que vienen madrugados transitando la noche
vendiendo rosas a enamorados ilusos


Aquí caen también los hijos de los ricos
porque están en la lista de encargos y secuestros
el sicariato se ha encargado de cercenar tantas vidas
es ya rutina y nadie comenta

De la torcedumbre del mundo no escapan los niños
ni aquí, ni allá, ni en la paz, ni en la guerra
son las presas más fáciles para dejar caer la demencia

Sí, son ellos los encargados de cancelar la deudas
en nombre del dios de turno, de gobiernos, hipocresía
ambición, avaricia, maldad, incomunicación...
retorcido mundo nuestro


¡Son ellos siempre ellos los que pagan las cuentas!

Por eso, por el niño que tiene el alma enferma
por el niño de Angola que cae frente a ti
por estos de mi patria que los extinguen
por los del mundo entero, por todos ellos…
Siento un dardo aquí en mi pecho
estrangulándome completa.


Antonietta Valentina
2009

5 comentarios:

FANNY JEM WONG dijo...

ES INTENSO Y ME GUSTA
BESOS
JEM WONG

Enrique Sabaté dijo...

Refleja una verdad incuestionable.

Salud.

Mónica Angelino dijo...

Nos extrangulan a todos, a todos.

Besos.

Alejandra Menassa dijo...

Bravo la infancia y su fuerza y su sonrisa futura. Gracias Antonietta

Leni dijo...

Desatemos las sogas.

Besos