martes, 26 de mayo de 2009

QUEDAS


QUEDAS…

Y yo …que desprendo cariños
y los pongo en fuga…

Pero tú…quedas.

Arañando …
mis venas ,mi alma
y mi vida ardiente
arando mi boca
al no responderme.

Quedas…
Tú …quedas.

Encendiendo hogueras
con pajas quemadas
que aúllan un fuego
mortal y bendito.

Tú quedas …


Añoro tus manos
anillo del viento
colérico …esquivo.

Abundan vacíos
a mi alrededor.

Y tú….distraído .

SUSANA RODRIGUES TUEGOLS
Copyright ©

7 comentarios:

Preste Juan dijo...

Hermoso poema. Es de esos que te llenan tanto con su palabras, como con sus palabras. Podrá parecer una tontería de un ignorante, pero hay algo no escrito, tras cada palabra, algo que se asome y te susurra algo. Quizás por eso parece nuestro. Porque la palabras ocultas nacen de nosotros mismos.

Mariana Alvez Guerra dijo...

Hermoso poema en verdad, me ha dado escalofríos leerlo.

Muchas gracias por ser parte de mi mundo, amo que estés nadando en mi mar de percados. Recuerda, SALVEMOS A SIETE SIRENAS, por favor si aún no lo has hecho vota en http://www.vinten-uy.com/revista/

Laura Gómez Recas dijo...

Se va y se queda la palabra, vuela, vuelve... es un juego extenuante este poema en el que el verbo se hace físico en la lectura.

Un abrazo,
Laura

Mónica López Bordón dijo...

Hola Susana,

de nuevo un placer encontrarte

me ha encantado ese verso que dicen "arando mi boca", múltiples posibilidades poéticas. siembra y palabra, decir, cosechar...

Besos
Mónica

Leni dijo...

Precioso poema.
Está y no está.
Se difumina entre los versos.

Un beso

Paloma dijo...

Preciosa manera de decir y no, que resuena en lo profundo.

Besos.

Mónica Angelino dijo...

Y te vas... y te quedas...

Besos.