viernes, 22 de mayo de 2009

MUTATIS MUTANDIS *

Cambio todo lo que tengo
por todo lo que anhelo.

Cambio el rumbo escogido
emprendiendo un nuevo vuelo.

Cambio mis miedos de piedra
por un nuevo reto.

Cambio mis penas punzantes
por un sol en mis pupilas.

http://www.pvc.maricopa.edu/studentlife/pvccblog/wp-content/uploads/2009/03/meditation-woman-image.jpg

Cambio mis rabias oscuras
por mares azul-calmo.

Cambio la vida que ahora llevo
por uno de mis sueños.

Vivo mi propio cambio
una y mil veces.

Todo cambia si es que quiero.

Marisol Cragg de Mark


* En Latín significa "Cambiando lo que se debe cambiar"

4 comentarios:

Alonso de Molina dijo...

qué punto más bien logrado: "cambio todo lo que tengo por todo lo que anhelo"
idelismo puro, me encanta. No recuerdo quien decía que la vida es aquello que transcurre mientras pensamos en otra cosa; además coincido cien por cien, el cambio es lo único que nos enseña, de lo único que podemos aprender.

Te felito, bien venida

.

charo dijo...

ME A ENCANTADO NO TENGO PALABRAS GRACIAS POR ESAS LETRAS QUE PODEMOS DISFRUTAR LOS AMANTES DE LA POESIA BESOS.

Leni dijo...

Hola¡¡
Un trueque.
Es hermosos estar abiertos al cambio.
No cerrarse en una sola idea,en uno mismo.
"Vivo mi propio cambio
una y mil veces."

Así se vive de forma intensa.

Un beso grandote.

Y muchas gracias.

Alejandra Menassa dijo...

sólo nosotros somos artífices de nuestro propio cambio, aunque necesitemos a veces tantas manos que nos ayuden para realizarlos, no pueden ser sin nosotros.
Me gustó, Marisol, besos