jueves, 14 de mayo de 2009

Entren sin llamar



.

Secos labios aquel amanecer vacío,
sin razón ni virtud, el infinito
desgarró calendarios vulnerando fronteras;
como la piedra que rompió las mentiras
tu silencio carnal, profanó mi piel de negaciones.

En los tiempos inciertos de los torpes orillas
sus pezones besaba y la miel de su boca
inmiscuida en excesos reclamaba el tequila;
franco, pródigo clítoris que en las noches promiscuas
acaparaba orgasmos empapando el coraje;

no se acallan las voces de los recién nacidos;
sus lloros, verbos aclamados como cánticos
de lirios, amapolas asfixiadas, mordazas
sin juicio ni valor golpeando imprecisa la oración
que preclara se extiende como el agua.

En cada esquina crujen espantapájaros
mirando inciertos, sin saberse muertos,
la perversa sangría de las sucias trincheras
que veneran estatuas e hieren a sus ídolos

estallen, entren sin llamar

arrinconen las cosas que nadie les dijo,
atraviesen los vínculos de las pasiones,
rompan las fotos, exoneren sus recuerdos
y condenen también la historia
.

9 comentarios:

amor y libertad dijo...

atrévanse

Mónica Angelino dijo...

Pura fuerza imperativa desprenden tus versos.
Me gustó.

Besos

Alejandra Menassa dijo...

Esto es lo que en cine se llama un giro dramático, Alonso: un poema que comienza como fuego, que sexualiza hasta al tequila, y después en viraje mortal, en triple salto, en curva peligrosa gira hacia lo social.
No sé cómo lo has hecho, pero te ha quedado redondo.
Un beso Alonso, y mi aplauso

Marisa dijo...

Aquí estoy respondiendo a tu invitación.

Arrinconar todo aquello
que impide volar, que ata.

Sensual y a la vez deseo
vehemente de libertad.
Perfecto.

Un saludo.

MiLaGroS dijo...

Gracias por este poema con fuerza y llamada de atención. A veces las cosas hay que decirlas así. Un pelín fuerte y cabreado. Yo me uno
contigo diciendo en voz alta los cuatro últimos versos.

Arrinconen las cosas que nadie les dijo,
atraviesen los vínculos de las pasiones,
rompan las fotos, exoneren sus recuerdos
y condenen también la historia .
Un abrazo. Bonito poema. milagros

Leni dijo...

Desde luego Alonso ,para mí te estás convirtiendo en el rey de las metáforas...
Me sabe a grito,enfado,denúncia.
Al ultraje,la guerra..
Limón y sal.
Sin llamar.Creo que eso pasa demasiadas veces.
Lo has envuelto como siempre en hermosos versos.

Beso

Laura Gómez Recas dijo...

¿Te tomaste un tequila mientras lo componías?
Me he quedado perpleja. Las dos caras de la moneda: has puesto la moneda de pie sobre el canto. La fuerza arrolladora del erotismo inicial se transmuta en un grito de furia, en un llamamiento casi revolucionario. Y, lo más importante, tan bien escrito que da vértigo.

Me descubro ante este juego alevoso.
Laura

Claire Deloupy dijo...

Hola Alonso:¡Qué hermoso tu poema!Versos inesperados:La oración que pre "la piedra que rompió las mentiras...". Gracias Alonso

Alonso de Molina dijo...

Gracias, ¿amor?
Mónica,
Alejandra
Marisa
Milagros
Leni
Laura
Claire

aclaro un poco, Laura, Alejandra, no tomé un tequila, aunque sí que estaba bastante mareado ese día. Un ferry desde Ibiza a Denia, la marejada y ooso vómitos de algunos pasajeros obraron, en mi cabeza el poema, despues lo pasé al papel en un bar del puerto, después lo revise, despues lo colgué. Quizá fue una especie de protección ante el mareo, aparte de las dos biodraminas, fuí trazando lineas, versos sobre inquietudes que me asaltaban y trataba de dar forma sin conseguirlo, pero es lo que salió –un desorden emocional en todo regla- y no se resolverlo de otra manera

os abrazo

.