jueves, 28 de mayo de 2009

El ritmo que llevan mis secretos




Danzan suavemente porque escuchan
los sonidos del silencio
el susurro incansable del viento
y la luz inexorable de la primavera infinita
que habito.
Mis secretos son tuyos, pero yo los guardo
en un baúl de oníricos maderos de pinos…
De pinos que pertenecen a otra tierra
y arrullan mis sueños con su aromático
canto, verde intenso y esperanzado.
Mis secretos se mueven con la sutileza del verso
con la intensidad de un sol acompasado.
Son mis secretos, rítmicos sonidos interiores
que acarician tu piel de páramo y madrigal.
Te digo un secreto en el túnel que lleva ondas
de amor hacia tu médula.
Te cuento en una danza lenta…como te llevo
hasta en mi torrente, en cada golpe de clepsidra
que suena aquí en mi pecho.
En este ritmo de flauta de pan, recién amasado
te digo amor: eres todos mis secretos
en un tango de arrebato eternamente nupcial
o en un valz de dulzura infinita.

Antonietta Valentina

11 comentarios:

Claire Deloupy dijo...

Hola Antonietta: Es lindo tu poema. Gracias...

Beautiful Disaster dijo...

que hermoso!!!!

stella dijo...

Antonieta, preciosas imagenes y metaforas en tus versos, es una delicia poder leerte querida compañera
Un beo Stella

MiLaGroS dijo...

Muy lindo. Me ha encantado. un abrazo. milagros

Ernest Josep Munt dijo...

Conbinación perfecta.
Gracias, es un placer ver y leerte.

Alonso de Molina dijo...

secretos compartidos, versos que se deshacen en ternura,
te aplaudo Antonietta,

un fuerte abrazo amiga mía

.

Laura Gómez Recas dijo...

"el tunel que lleva ondas de amor hasta tu médula..."
¡Qué difícil resulta a veces expresar estas cosas que se perciben tan intensas que son casi físicas! Me encanta esa imágen que recorre el interior de los huesos...
La flauta de pan y el posterior "amasar", también me han encandilado.

Un abrazo,
Laura

Laura Gómez Recas dijo...

¡Ah! Se me olvidó decírtelo:
La fotografía... es como la fotografía de Dios. Extremadamente bella.

Mónica Angelino dijo...

Laura rescató también por mí esos versos y el final es imperdible.

Besos

Paloma dijo...

Es una maravilla recorrer estas estancias llenas cada cuál de nueva y distinta hermosura.

Felicidades.

Mónica López Bordón dijo...

Un ritmo poético muy bello, desde el comienzo hasta el final.

Preciosos los secretos acariciando la piel de páramo y madrigal..

Besos
Mónica