viernes, 27 de marzo de 2009

Tu Tristeza


Poco a poco
te vas metiendo en su telaraña

ya no podes escapar
te vas volviendo su eco

resuenan en tu memoria los pasos que diste
hasta abrir los 1000 candados
de las puertas

que no te llevaron al puerto de los petirrojos
esos
que alguna vez cantaron en tu ventana

ni te abrieron la jaula donde tenías guardadas
aquellas margaritas en tu fuente de grifos oxidados
depósito de hojas que va juntado el otoño

es ese abrigo gordo que no te lográs sacar ni en verano

te va secando la garganta
polen alérgico que se te pega en los bronquios
un pucho asmático que te va haciendo humo

se acuesta y se levanta con tu sombra
a la mesa se sienta
tu vino se toma
con tu jabón se baña
usa tu desodorante
pone tus chinelas al borde de la cama

tu tristeza es tuya
sin ella estas desdoblada

ya no intentás salir de su tela

hace rato has comprobado

........................que sos tu propia araña.




Mónica angelino
http:/ poesiafondoscuro.blogspot.com//

6 comentarios:

Leni dijo...

Es una compañía amarga.
Que te aflora por los ojos aunque no quieras.
Metáforas cómplices Mónica ..
Hoy de tristeza.

Precioso poema

Un beso grande
Felíz fín de semana

Laura Gómez Recas dijo...

Mónica, me has emocionado. El final es de una cadencia triste, que te agota. Los últimos versos, excelentes.

Tengo un poema que habla de esto, Mónica. Lo voy a publicar en mi blog o aquí para que lo leas. Seguramente, este fin de semana.

Un beso.
Laura

Felipe Sérvulo dijo...

Un placer descubrir un blog de tanta calidad.
Un abrazo.

Bibiana Poveda dijo...

otra vez... me conmoviste y me espejaste, mónica.
es tan suave tu poema, como esa misma tristeza
y tan profundo y doloroso
un abrazo más que grande...

Alejandra Menassa dijo...

Hola Mónica: Me gustó como describías ese pegoteamiento entre la persona embargada por la tristeza y la tristeza misma, esa sensación de que no va a pasar nunca, como si uno siempre hubiera estado triste y lo fuera a estar para siempre.
Menos mal que puede ser sólo una sensación. Como Laura, yo también tengo un poema sobre el tema, lo publicaré también aquí. como siempre bello hilo poético con el que tejes.
Un beso

Jaime L. Taveras D. dijo...

Cuando ni el vino nos acompaña en la soledad.

Me a gustado mucho, hay coraje en esas letras, y fuerzas para reconocer algo tan profundo.

Un mensaje ejemplar.

Felicidades...