lunes, 23 de marzo de 2009

-SAUCE LLORÓN.

No se porqué, el sauce llorón siempre fue mi árbol preferido. Quizá porque es capaz de reconocer abiertamente que no es inmune a la vida. Quizá porque muestra sus sentimientos libremente. A veces le veo llorar de felicidad y otras de tristeza, pero en ningún momento trata de disimular su hermoso corazón. Tiene tantas hojitas como lágrimas acumuladas de sus días, pero son de un verde esmeralda insuperable y de una languidez que atrapa. Me gusta cobijarme bajo sus hojas y sentir su caricia cayendo sobre mi pecho desnudo.
Ojalá que supiera leer en estas palabras, que mi vida no sería igual si él no existiera. Porque la palmera me es demasiado inaccesible y autosuficiente. El ciprés, demasiado fúnebre y trascendente. El olivo demasiado tosco y pragmático. El naranjo, es de mil aromas pero tan fugaz …
El sauce llorón es mi espejo y el espejo de las lágrimas que todos tratamos de ocultar.

Llora este sábado. Llora este domingo. Primero por tu tristeza y después por la alegría de sentirte querido como nunca lo habías sospechado. No me cabe duda de que estas lágrimas son las que van a hacer que mañana seas bellísimo.
Sin corazón, un poeta no es nada, absolutamente nada. Y hoy quizá comprobaste que en "la red” también hay corazones, a los que posiblemente nunca les verás la cara, ni sabrás de su autentica voz -eso es lo de menos-, pero sin lugar a dudas, les importas mucho y necesitan de tí, a pesar de la distancia. Necesitan que tu sigas estando.


víctor vergara (gato)


(para una chica que lloraba este sábado y me enteré)



v.

3 comentarios:

Bibiana Poveda dijo...

Te lo dije ya, Gato? Te digo tantas cosas... Bueno, sos un tierno!
Abrazo, gracias en nombre de todas las chicas, de todos los llantos y de todos los sauces!

Victor Vergara (gato) dijo...

¡¡Ahhhh, qué lindoooo!!!
Aunque corro poco, más bien paseo, y me encanta encontrarte en la playa, en el súper, sentado en los jardines leyendo, es decir, los pocos sítios que frecuento, jajaja

Pues ya ves, este texto lo hice especialmente para darle un poco de ánimo a una chica que se encontraba en apuros este fin de semana y después pensé que existen muchísimas personas que especialmente se entristecen los sábados y que quizá les pudiera servir también este humilde abrazo virtual. Una vez escrito...

Bue.., pues sí, ya no hay quien me quite la fama de tierno, qué se le va a hacer. He intentado muchas veces trabajarme para ser duro como Clint Eastwood, pero es tarea imposible, jajaja

Espero volver a encontrarnos, al comprar la prensa, o en la cafetería, o.....
Un abracitooooo!!!!

Leni dijo...

Dulce forma de hacer sentir un abrazo en la distancia.
Hay muchos corazones entristecidos ¿por que no darles un abrazo que pálie esa tristeza.

Un bello regalo.
Un abrazo