domingo, 22 de marzo de 2009

ENCUENTRO



El inmenso azul que te acaricia,
ese irónico serpentín descontrolado,
acurruca mi ilusión en su regazo
sin más blasón ni más candado.

Juguetea con la espuma
y descansa entre tus brazos
mientras onduláis, los dos, muy despacio.

Vaivén de sueños que me enamoran,
cautivo soy de tanta armonía,
incansable te contemplo,
no rompas el ensueño.

Te alzas sobre las aguas levantando vuelo,
suave, sin violencia, sin miedo,
para descender a sus profundidades.

¡Por un instante te pierdo!,
¿acaso no es el encanto eterno?

Pero emerges sonriente
a la luz que te sorprende,
ya mojada entera
con sabor a sal,
donde sano las heridas
de mis atardeceres.

Tu inocencia me mira
con ojos de niña
invitándome a la orilla,
me niego como quien niega la vida,
quieto, pausado, sin prisa,
esperando le sorprenda
con otra maravilla.

En cada momento
perpetúa para siempre
la simplicidad de aquel encuentro.

4 comentarios:

J.T's Tale dijo...

Greetings to you my friend. I am still here and loving this.

Leni dijo...

Que hermoso encuentro Manuél¡¡
Como lo vives y lo cuentas y lo sientes.
Desde un azúl que va y viene..

"¡Por un instante te pierdo!,
¿acaso no es el encanto eterno?"

Solo ese instante vale un mundo.

Me ncantó leer la dulzura de tus letras.
Beso

Manuel Alba dijo...

Gracias Leni por tus palabras.
Besos

Mónica Angelino dijo...

tu inocencia me mira
con ojos de niña
invitándome a la orilla...

Cuánta sugerencia!

Me gustó