lunes, 2 de marzo de 2009

Cuando tu me besas.


Apriétame fuerte entre tus brazos.
Di me que me quieres.
Que me hace falta.
Atraviesa el lago de mis ojos pardos.
Con tus ojos negros en forma de lanza.
Me pierdo en el muro de tu pecho...Blanco.
Me escondo en tu voz.
Me visto en tu espalda.
Cuando tu me besas,se me agranda el alma.
Se me va la sombra.
Se me corta el aire.
Cuando tu me besas,
lo que no se nombra
se convierte en río.
¡Y no existe nadie!
Leni

5 comentarios:

Mónica Angelino dijo...

"...cuado tu me besas
se me va la sombra..."
realmente muy bueno eso, Leni, muy bueno!
Beso.
Mónica

Alonso de Molina dijo...

enorme capacidad de entrega Leni, desplegarse en un sentir único y abandonarse por completo, sin aire, a la esencia del amor, la convulsión generosa que nos mantiene con gesto y el horizonte.

Te aplaudo

.

Alejandra Menassa dijo...

Hola Leni: lo que no se nombra se convierte en río, me encantó.
Besos

Ángeles Martín. dijo...

Tus Palabras son como un Bolero...
Desplegando Pasión y Ternura,al mismo Tiempo
Sintiéndolo Todo
En Tan sólo un Momento
Ese Mágico Instante
De Perderte entre Sus Besos.
Dulce y Tremendo
Como Tu Propia Personalidad.
Besos Mil,Te envio
Ya Sabes...
Desde Ese Mar Particular
En el que de Constante Habita
Mi Siempre Eterna
Y Amada Oscuridad.

Lila Manrique dijo...

Belleza de versos mi querida Leni,
el sentir, al arrullo dulzón de un beso, hace que el alma se eleve hasta el cielo.
Un abrazo para ti