miércoles, 11 de marzo de 2009

Binomio.

Ella camina descalza por la arena.Castigada por el sol
de amarillos y ocres.
El calor se muestra inclemente en el escurridizo sudor que la traspasa.
Se desabrocha lentamente cada uno de los botones del
lino que la oprime.
Se despoja de todo lo superfluo.Y se viste de piel,
Desnuda como el azul infinito.
Ella y el océano son cómplices.
Sabe que después de la resaca ,la mar lo devuelve todo.
Espera con paciencia...ÉL la necesita.
Se agacha en el preciso instante donde se rompe el teorema
y la paridad se disgrega dentro de su alma.
Comienza a recoger las lágrimas que las olas traen de vuelta.
Las de ÉL..
Esa es la evidencia.El axioma de su binomio.
Las distingue porque en el rompeolas aparecen como pequeños diamantes
que arden es sus manos.Las yemas de los dedos se enrojecen de llanto.
El de ÉL.
Pero no siente nada.
Una a una las va engarzando en un hilo de amor.
Se hace un collar de divina proporción.Y se lo coloca en el cuello.
Se aleja.Como único ropaje lleva el collar de lágrimas.
Llega a casa.
Arde toda ella.
Se mira en el espejo.
Se quita el collar.
En su cuello aparece tatuado como un estigma el nombre de ÉL.
Ella sonríe.
(No sabe que en otra orilla el se ha hecho un collar con sus lágrimas.)
Las de ella.
Leni

6 comentarios:

Mónica Angelino dijo...

Bravo Leni!! Qué ida y vuelta!

Mónica

Alonso de Molina dijo...

tu firma Leni, sensualidad y sentimientos en esta ocasión con el estigma de un tatuaje de lágrimas

te aplaudo compañera

.

Bibiana Poveda dijo...

ay, ay... esas orillas, esos collares.
leni, qué poema tan sensual y tan... no sé, nostálgico, y apenas esa lumbre, al final.
binomio, teorema, poesía... hermoso!
un saludo y abrazo!!!

Tuti dijo...

Hay poemas que nos traspasan en esa fuerza callada que arrastran al fondo...tanto el amor y tanta la soledad del personaje que cobra vida como fotogramas ante mis ojos...poema para leer muchas veces y soltar lágrimas para unir al collar en contravía.

Un gran abrazo,

Anna Francisca Rodas I.

braulio dijo...

aqui me quedo a leer e volver a leer una y otra vez.... una vez mas ej ej

que sentimiento que ternura e amargura

lo bordas el mas lindo tapiz.

besos

Antoñi dijo...

¡Qué bonito!, intimo y sensual, también le encuentro algo de místico, por ese mensaje implícito de los amantes que se comunican en la distancia, su lenguaje de secretos compartidos, con su aliado y cómplice mar…. Besos, Antoñi