sábado, 14 de febrero de 2009

SONETO DEL AMOR EN LA GUERRA. 1



Cuadro: abrazo, de Egon Schielle
Ayer un sonido de bombas, un estrépito,

gritos de cuando un niño queda solo.

Gritos de madre perdiendo lo gestado

gritos de padres de familia sin familia.


Ayer mientras tú y yo fabricábamos sueños,

mientras en arrullo mi cuerpo al tuyo

se abrazaba como aquél moribundo

a la última vida que le queda...


Ayer un suspiro de amor y un silbido

de misil enemigo envenenado

surcando nuestro patio y nuestro alma,


Ayer un gemido de amor y el estallido,

de mil frutas de odio y de violencia,

alcanzando la cama en que dormimos.


Alejandra Menassa.
Feliz día de San Valentín...


8 comentarios:

Leni dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leni dijo...

Lo efímero de la vida y del ser humano.
Amor que convive con la guerra.
Como en un instante se pasa de la vida a la muerte.

Me ha encantado este poema.
Y lo bellamente que lo cuentas.
Desde la dulzura del momento que se vive hasta el finál que lo trunca.
El poema hace lo mismo que cuenta.
Felicidades
Un beso

(perdona antes no salió bien el comentarío)

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Me gusta el juego de la contradicción en este poema. El amor no puede parar su marcha, por mucho que haya guerras.
Por cierto, no sé si te has enterado del festival-recital que hay el jueves, 19 en el Café Gijón("PALESTINA EN EL CORAZÓN"). Este poema sería adecuado. Si quieres más información, puedes visitar mi blog. Es la primera de todas las entradas.
Un abrazo

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Leni: me gustó mucho tu comentario, haberte dado cuenta de que el poema remeda la situación que relata, hizo que yo me diera cuenta también, a veces surgen estas cosas de manera inconsciente.
Un beso

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Ángeles, sabía lo del recital y pensaba ir, no sé si hay que anotarse antes, entro en tu blog y lo veo. Gracias poor tu comentario de mi poema.
Un beso

Antoñi dijo...

Los dos extremos del sentir en el ser humano; el amor y el odio, frente a frente. Con sus consecuencias; vida y destrucción. Son sentimientos contrapuestos, uno destruye lo que el otro genera. Vida, muerte; Felicidad, dolor; luz, oscuridad…. Parece que con este recurso buscaras un equilibrio en los extremos de la vida, que se compensaran uno con el otro, para así neutralizar la maldad, con lo que lo real que transmite vida; “el amor”…
. Feliz día de san Valentín… Un beso, Antoñi

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Antoñi, muerte y vida, se anudan para hacer una vida.
Si, es un juego que practico a menudo, gracias por tu comentario.
Un beso

Alonso de Molina dijo...

Si yo estuviera en Madrid, no perdería la ocasión que señala Angeles de llevar este poema al Café Gijón

un abrazo nuevamente
.