lunes, 16 de febrero de 2009

NOCTURNO EN SOL

.


Ahora que anochece despacio,

sostengo un libro en mis manos

que me acuna el alma como una madre.

Me conduce la música,

me acompaña.

Entonces

los versos se deslizan por mis manos

lentamente;

el tiempo se destruye en los recuerdos.


3 comentarios:

Alonso de Molina dijo...

breve pero muy sustancioso, me ha gustado la imagen del libro que en las manos acuna el alma

te mando un abrazo y te doy la bienvenida


.

Ricardo dijo...

Gracias Alonso, ya seguía vuestro blog desdse hace algún tiempo y ahora encantado de participar.

Un abrazo.

antonietta valentina bustamante dijo...

Bellísimo este breve, cómo me identifiqué con él...será que así me ha tomado la caida del sol...no es difícil saber que se siente siendo parte de unos versos así...así la tarde me ha dejado bañada de versos...

un abrazo