jueves, 26 de febrero de 2009

MÁTAME


Cuadro: Fedra, de Alexander Cabanel.
Toma el zumo escarlata de mis venas,
ya no me sirve sangre,
ya mis pechos redondos como magnolias encendidas
no repiten tu nombre en las mañanas,

si ya no tengo corazón para tus ansias,
se despidió el amor, se fue por las rendijas de mi sexo,
se escapó de la cárcel de mi cuerpo,
se distrajo en otros ojos y ha perdido tu aliento.


Toma el humor que dilata mi arteria,
ya no me sirve noche,
ya mis cuentas impagas con eros se amontonan
sobre camas desiertas, sobre seda de sábanas.


si ya no tengo alma en la que alojarte,
el tedio se extendió como petróleo sobre mares de sal,
la mancha negra saca una mano negra de su noche y saluda,
te dice adios, mi amor, ya no escucho tu voz almidonada.


Toma el oro líquido que se aloja en mi sístole,
ya tu sexo no me llama,
ya no me deja muda tu presencia,
eres un alfiler en la solapa, lo prescindible, nada.


Mátame, déjame que me vaya.
Alejandra Menassa.

9 comentarios:

Víctor González dijo...

"Ya mis cuentas impagadas con Eros se amontonan"

Humor y amor que de la mano van,
sangre y pasión, vícera y alma.
Palmeral repleto de tu nombre
o duna solitaria repitiendo el mío.

Pasaría una hora en tu diván escuchándote recitar versos de éste porte, todos tuyos, todos de éste porte,al día siguiente otra y así hasta que me dieras el alta por insatifecho de literatura.

Beso.

Ángeles Martín. dijo...

Duele Tanto Sentir Marcharse al Amor
A Ese que un día te da la vida
Y del mismo modo
Sin avisarte te la quito
Tu despedida conlleva el aroma
De un Amargo dulzor.
Gracias.
Un beso.

Víctor González dijo...

víscera puñetas, quería decir víscera.

Alejandra Menassa dijo...

Hola Victor. No es exactamente lo mismo, pero si quieres escucharme algún poema recitado, tienes algunos en youtube, desnudo me gusta especialmente.
Un beso y gracias por la belleza de tu comentario

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Ángeles.
En realidad no hay fracasos amorosos, hay historias de amor, aprendizaje. El amor hacia alguien se termina, pero la capacidad de amar queda intácta.

Leni dijo...

Una despedida deseada y dolorosa.
Un grito de amor al desamor.
Un querer olvidar para no seguir sufriendo de un amor apasionado y apasionante.

Como siempre un guso leerte.
Bello
Beosss

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Leni, un gusto para mí leer tus comentarios

Ricardo dijo...

Cuando el amor se escapa ente los dedos deja un vacío inmenso que sólo un amor más grande puede llenar. La experiencia del amor perdido nos conduce a un nuevo amor más sincero y real. Enhorabuena Alejandra, cómo se nota en tus versos la influencia vital de tu profesión que no puedes evitar porque la llevas dentro.

Un beso.

Alejandra Menassa dijo...

Hola Ricardo: No la puede evitar, ni quiero. Gracias por tu lectura y comentario.
un beso Ricardo.