viernes, 2 de enero de 2009

Poema de Año Nuevo

.
Los días son pisadas en la arena.

Ayer es lejanía, hilo invisible, miel
o un bostezo que amarga como embriagado soplo.

Caerán los calendarios,
dicen sus amarillas hojas,
como una borrachera en las luces del tiempo;

la mente es un destino que no hecha raíces,
una entrega en vigilia descalzada de treguas.

Los años son el vino, licor o borrachera;
un festejo indeleble o desprecio y repulsa;
los pasos miserables mordiendo la ternura,
la quietud de los instantes donde brilla la noche
o el ansia de un relámpago corroído entre dientes;


se agotarán los tiempos
antes de que la historia acabe
sumergida sin más en la intriga y los días;

sin poder concertar corazón e intereses
los contornos del sol apagarán su fuego


Feliz 2009

.

3 comentarios:

Rosario Alonso dijo...

Alonso aprovecho tu estupendo poema para desearte, a ti y a tod@s un feliz año.

Un abrazo

Giovanni-Collazos dijo...

Feliz año, Alonso y todos los miembros del blog también feliz año!

Abrazos.

Gio.

Alejandra Menassa dijo...

Estoy dando una vuelta por tus poemas, Alonso, despacio, como me gusta recorrer la poesía. Me encantó este poema, sobre todo cómo lo terminas: corazón e intereses, ya se sabe: es dificil que casen.Y gracias por tus deseos, me incluyo entre sus destinatarios.
Un abrazo.