miércoles, 11 de marzo de 2009

FUTURO IMPERFECTO

.

La lenta marcha de las horas

delata un fluido incansable

que mana en los relojes

con sienes de plata.

A las veladas tardes de tormenta

suceden gloriosas alboradas

y la vida invita a gozarlas.

Esas noches de insomnio

que se clavan en el silencio oscuro

reflejan la cortina del abismo.

Aunque te ciegue el espectro de la aurora

que el peso de los días no aplaste

la duda, ni tu efímero mañana.


Del libro inédito La voz en la memoria

Ricardo Fernández

.



4 comentarios:

Laura Gómez Recas dijo...

Excelente poema. Me ha gustado mucho. Me recuerda a mi forma de expresión, quizás por eso me guste tanto. Es una reflexión sobre las agujas del reloj, que nunca está demás, exquisitamente expresada.
Enhorabuena.
Laura

Bibiana Poveda dijo...

El tiempo... y sus avatares, y sus huídas.
Lo efímero, lo que tenemos ahora, el futuro imperfecto.
Me ha gustado tu poema de agujas y de presentes.
Saludos!

Leni dijo...

La inclemencía del tiempo qe escribe a través del reloj que nunca para.

Un puente entre el presente y el futuro.

Un gusto leerte

Un abrazo

Marisol dijo...

Después de leer este hermoso poema siento que estoy en el principio sin fin sumergida entre las aguas del tiempo.
Recibe un cordial saludo desde Alemania.