viernes, 13 de marzo de 2009

AYER


Cuadro: Venus recogiéndose el cabello. Godward

El cielo se aposenta a cada uno de los lados del rayo,
el rayo está en la noche todo rodeado de cielo,
Así, mi cuerpo se amolda al sonido que desprende tu ritmo.
así, me iluminan tus notas en lo oscuro,
con el apasionado fósforo de los días.

Caen en el alma acordes, como tormenta,
y me agito para mezclarlos con mi sangre,
bailo al compás de todas las madrugadas,
empapada en tu sol negro,
confundido en la música mi nombre.

No acierto a comprender el maleficio,
la locura que bate en los surcos de las venas,
que se extiende al latido.
Me poseen demonios de los últimos arpegios,
equilibristas de los verbos.

Ayer, construyeron tus labios mi desasosiego,
Una estrella me reveló el secreto de los cuerpos,
El cincel de tu mano trazó caminos para besos.
Ayer, la locura me cobijó bajo sus alas ciegas,
ayer, asesinamos a todos los hijos de la pena.



Alejandra Menassa


10 comentarios:

Bibiana Poveda dijo...

No acierto a comprender el maleficio,
la locura que bate en los surcos de las venas

Alejandra, creo que nunca se comprende el maleficio de amor, de los cuerpos unidos, de esa "locura".
Qué manera bella de escribirlo, mujer!
Abrazo!

Ricardo dijo...

Magnífico poema Alejandra, como todos los tuyos, estás fecunda como la luna de enero.

Un beso.

Mónica Angelino dijo...

Qué despliegue de hormonas, todo el erotismo en las palabras y ese remate: buenísimo!

Mónica

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Bibiana, tus siempre bellos comentarios me dan más ganas de escribir.
Besos

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Ricardo: qué belleza de comentario, es un verso: Fecunda como la luna de Enero, me gusta.
Un beso

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Mónica, las palabras: esos disparaderos del deseo.
Un beso

Laura Gómez Recas dijo...

"Ayer construyeron tus labios mi desasosiego...". ¡Vaya verso, Alejandra!
Un poema precioso y divínamente enamorado.
Besos
Laura

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Laura. Seguiremos verseando, pues, un abrazo

Leni dijo...

ayer, asesinamos a todos los hijos de la pena.

El amor logra eso.
Construir el amor ayer y saborearlo hoy.
Una belleza de poema.
Envuelto en tu sábia caricia.

Beso
(disfruta del fín de semana)

Alejandra Menassa dijo...

Gracias Leni, disfrutaré.
Un abrazo